Botones

Manual para soñar: UN SUEÑO ES UN TRAMPOLÍN

15 de junio de 2016

Retomo el Proyecto Entrénate para soñar, después de este parón blogueril que me he tomado para centrarme en los estudios. Sobra decir que en clase sí hemos avanzado, de hecho, estamos terminando el proyecto estos días, así que no os preocupéis, que yo os lo iré contando todo poco a poco, aunque hayamos empezado las vacaciones :-)

Continúo donde lo dejé, y hoy os cuento la siguiente sesión del Manual para soñar: Un sueño es un trampolín.

Os recuerdo que seguimos trabajando en el segundo bloque que pretende responder al siguiente interrogante: ¿Cómo eres?


En la primera sesión de este segundo bloque, con Sí... pero no, vimos que, a veces, algo que te desagrada interfiere con aquello que disfrutas. Y conocimos el sueño de Gabriela. En la segunda, con Tal para cual, estuvimos trabajando sobre las cualidades y comprobando que no todos tenemos las mismas cualidades, igual que no todos tenemos los mismos deseos. Y conocimos el sueño de Mary. En la tercera, con Madera para soñar, vimos que cada persona tiene unas cualidades que la hacen única, y que al emplearlas para conseguir lo que desean, demuestran tener madera para soñar. Y conocimos el sueño de Martina. Y en la cuarta, con Difícil, pero no imposible, aprendimos que algunos sueños son difíciles de alcanzar, pero no imposibles.

En esta sesión estuvimos analizando las cualidades que, por un lado, tenemos, y que por otro, necesitamos desarrollar para alcanzar nuestro sueño. El libro nos pone un ejemplo: si un gato quiere cruzar un río sin mojarse, le bastará con dar saltos de piedra en piedra hasta llegar al otro lado. El gato es ágil. Pero ¿y si es una hormiga la que desea cruzar? La agilidad de la hormiga no le bastará. Necesitará echar mano de su creatividad y hacerse un barquito con una hoja. ¿Y tú? ¿Qué necesitas para cruzar sin mojarte? ¿Tienes las cualidades necesarias o tienes que desarrollar algunas?

Larisa Latynina nació en Ucrania en 1934, y fue una niña a la que le encantaba la danza, por lo que se apuntó a una academia de ballet. Sin embargo, un día vio a unas compañeras realizar ejercicios en el suelo, y eso despertó su interés por la gimnasia, por lo que decidió iniciar un nuevo reto: ser gimnasta. Como bailarina, ya tenía algunas cualidades que necesitaba, pero le faltaban otras. Larisa es la mujer más laureada de la historia olímpica con 18 medallas en gimnasia artística, conseguidas en los Juegos Olímpicos de Melbourne 1956, Roma 1960 y Tokyo 1964.

¡Aquí la tenéis en plena acción!


Y después de conocer el sueño de Larisa, estuvimos realizando las fichas de actividades correspondientes (páginas 9 y 10 del segundo cuaderno) para que reflexionasen sobre ellos mismos, sus cualidades y sus sueños. Podéis descargarlas aquí o haciendo click sobre ellas.

En la primera página, estuvimos simulando el movimiento de cepillado de dientes en clase, a la vez que aumentábamos la dificultad como indica la actividad, añadiendo nuevos movimientos que requerían una coordinación ¡nivel profesional! ¡Fue muy gracioso verles cómo se esforzaban para conseguirlo!

Y en la segunda página, completaron la siguiente tabla individualmente, analizando las cualidades necesarias para alcanzar sus sueños, y comprobando cuáles de ellas ya tienen y qué otras necesitan. Es curioso cómo ellos mismos eran conscientes de la mejora continua que se requiere, porque algunos me hacían preguntas tipo: ¿Y si tengo esa cualidad pero tengo que seguir perfeccionándola? :-)

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Muchas gracias. A ver si poco a poco me pongo al día con el blog, que en clase ya lo finalizamos completamente antes de acabar el curso.
      Un saludo.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...