Botones

Manual para soñar: SÍ... PERO NO

16 de marzo de 2016

Continuamos con el Proyecto Entrénate para soñar avanzando con una nueva sesión del Manual para soñar: Sí... pero no.

En las 6 primeras sesiones del Manual para soñar, estuvimos trabajando para poder responder al primer interrogante global: ¿Cuál es tu sueño?. Hoy empezamos el segundo capítulo, 6 nuevas sesiones en las que trabajaremos para contestar al segundo interrogante global: ¿Cómo eres? El autoconocimiento es básico para todo. Conocer nuestros gustos, averiguar de qué somos capaces... nos ayudará a conseguir nuestros sueños. En este apartado exploraremos con qué disfrutamos y qué nos desagrada, qué se nos da bien, qué cualidades tenemos de las necesarias para alcanzar nuestro sueño, si nuestro sueño es difícil de realizar, si para alcanzar nuestro sueño son suficientes nuestras cualidades y si tenemos alguna dificultad que nos pueda impedir alcanzar nuestro sueño.


A todas las personas les desagrada algo. Es normal. Lo curioso es que, a veces, eso que te desagrada interfiere con aquello que disfrutas. Por ejemplo, alguien a quien le fascina la medicina siente náuseas al ver una gota de sangre.

Estuvimos reflexionando sobre ello y poniendo ejemplos en clase. Surgió la hipotética situación de alguien que adora los animales y que su mayor sueño es ser veterinario. Le encantan todos los animales, cuidarlos, protegerlos y sueña con curarlos cuando están enfermos. Le fascina la idea de salvar vidas. Imagina su clínica veterinaria y se siente feliz. Pero... no le gustan las matemáticas.

¿Qué puede hacer? Pues la verdad es que mis alumnos lo tenían claro. Valía la pena esforzarse para aprobar las matemáticas porque la recompensa es mucho mayor. Oí frases como: "bueno, pues te fastidias un poquito porque luego ya podrás hacer siempre lo que deseas", o "te esfuerzas para aprobar porque tampoco es para tanto, y luego serás feliz con tu sueño". Estuvimos poniendo más ejemplos y lo cierto es que ningún alumno, en ninguna situación, pensó que si algo te desagrada, pues no lo haces y punto, aunque te impida alcanzar algo que deseas más. Yo pienso que en la vida hay que sopesar, es decir, que encontrarás situaciones en las que no compense realizar aquello que te desagrada para conseguir algo que disfrutas, pero claro, entonces quizás no estamos hablando de verdaderos sueños. Mis alumnos insistían en que por un sueño... ¡saltas las piedras que haga falta! Y así conocimos el sueño de Gabriela.
Gabriela Sabatini nació en 1970. Soñaba con ser tenista profesional, por lo que debía ganar muchos campeonatos. Sin embargo, de pequeña, cuando creía que tendría que hablar en público si ganaba, perdía a propósito, ya que era muy tímida.

¿Qué pensaron mis alumnos que hizo Gabriela? ¿Continuó perdiendo partidos a propósito o superó sus dificultades? Apostaron por lo segundo. Entonces descubrimos que sí, que se convirtió en la tenista más destacada de la historia de su país, Argentina, y que consiguió su sueño con una estrategia: aprendió a concentrarse en el partido, dejando de lado lo que podría suceder después. Vaya, centrarse en el aquí y el ahora... ¿A qué me suena? ¿Mindfulness? Buena estrategia, sin duda :-)

Entonces realizamos las fichas de actividades en clase, algunas colectivamente, otras de manera individual, para seguir profundizando en la idea y, además, conociéndose mejor a ellos mismos. Podéis descargarlas aquí o haciendo click en la imagen.

En la primera ficha trabajaron en silencio, haciendo una lista de cosas con las que disfrutan y otras que les desagradan.
En la segunda ficha, hicimos el ejercicio 2 colectivamente, y después el 3 de forma individual, para que pudieran descubrir, partiendo de su lista, si alguna de las cosas que les desagradan les impiden hacer algo que disfrutan. 

Nos vemos la semana que viene con Tal para cual.

Aquí si quieres adquirir el Manual para soñar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...