Botones

Cuéntame un cuento: El monstruo de colores

1 de febrero de 2015


Esta semana, dentro de nuestro Proyecto Cuéntame un cuento, vamos a trabajar El monstruo de colores.

Se trata de un cuento al que le había echado el ojo hace bastante tiempo, ya que las protagonistas son las emociones.



"El Monstruo de Colores no sabe qué le pasa. Se ha hecho un lío con las emociones y ahora le toca deshacer el embrollo. Una historia sencilla y divertida, que introducirá a pequeños y a mayores en el fascinante lenguaje de las emociones".


Creo que es bastante evidente que la educación emocional está en auge en los últimos tiempos. Cada vez somos más conscientes de la importancia de trabajar este aspecto desde bien pequeñitos. Antes, no sólo no existía la educación emocional, sino que muchas veces se reprimían las emociones: los niños no lloran (y los hombres todavía menos), las niñas sí pueden (en las mujeres la tristeza está mejor vista, ellas son así) pero han de reprimir la rabia (que es más aceptada socialmente en los hombres), no hay que enfadarse, no hay que tener miedo... ¿Y por qué había que reprimir las emociones? ¿Acaso hay emociones buenas y emociones malas? Hoy sabemos que no es así, que todas las emociones son necesarias, y la reacción a diferentes estímulos. Hoy sabemos que si reprimimos las emociones, si no sabemos identificarlas y expresarlas, si las evitamos, sólo vamos a conseguir generar malestar e incluso intensificarlas (la tristeza se puede convertir en depresión, el miedo en ansiedad...). Hoy invitamos a los niños a hablar de cómo se sienten, de sus reacciones, les animamos a contar sus miedos para superarlos, les abrazamos si están tristes y les escuchamos.


Nunca hay que menospreciar las emociones de los niños, aunque sus miedos nos parezcan absurdos, aunque pensemos que no tienen motivos para estar tristes (¡uy, pues todo sea eso! ¡ya verás cuando seas mayor!), aunque no entendamos por qué se han enfadado. Son sus sentimientos, lo que para ellos es importante en ese momento. Hay que escucharles y acompañarles en el fascinante mundo emocional, porque si no lo hacen desde que son niños, les resultará más complicado cuando sean adultos.

El cuento me parece un excelente punto de partida para profundizar en el terreno emocional, tal y como hago yo con el Proyecto Emocionario. Me parece una herramienta más, pero bajo mi punto de vista sólo es la casilla de inicio. A partir del cuento, el trabajo emocional lo tiene que realizar cada uno, en función de las características de sus hijos o alumnos, teniendo en cuenta, por supuesto, sus experiencias previas.


En nuestro caso no partimos de cero. Llevamos varios meses trabajando con las emociones y mis alumnos ya están familiarizados con ellas. Lo que creo que les va a encantar es el tema del monstruo, porque es muy gracioso. También está genial lo de asociar un color a cada emoción, sobre todo porque el cuento trata las emociones básicas. De hecho, yo me lo planteé con el emocionario, pero asociar 42 emociones con colores... ¡lo veía complicado! Más que nada porque habría que repetir colores, y aunque hay emociones muy afines, no acababa de ver claro repetir un color cuando ya lo habían asociado previamente a otra emoción.

Dicho esto, creo que podemos asociar las emociones a muchísimas cosas: a colores, a fragmentos musicales (esto me encantaría hacerlo, y no lo descarto cuando acabe el emocionario, repasar las emociones y seleccionar un fragmento musical para cada una, aprovechando mis conocimientos musicales), a una parte del cuerpo... Pero lo dicho, cuantas más emociones se trabajen, más complicado es asociarlo a algo.

Aquí os dejo tres recursos que nos facilita la propia editorial. Sólo tenéis que hacer click en cada enlace o sobre cada fotografía para acceder a él.

Recurso 1: Bote de cristal con emociones. Los niños colocan lanas de 5 colores diferentes en cada bote según la emoción que sea. Si no tenemos lanas podemos hacerlo con bolitas de plastilina o bolitas de papel de seda de colores.



Recurso 2: Fotocopias emociones. Una vez leído el cuento y explicada cada emoción, podemos fotocopiar estas plantillas para que los niños coloreen el monstruo del color que creen que se siente. Si queremos ampliar los dibujos de este recurso, podemos comprar el cuento coloreable de la misma editorial.




Recurso 3: Fotocopias neutras. Una vez leído el cuento y explicada cada emoción, podemos fotocopiar estas plantillas más neutras donde lo que siente el monstruo no es evidente. Con ellas el niño tiende a proyectar más la emoción propia que él está sintiendo o que de algún modo le ha llamado más la atención.


Este último recurso me gusta especialmente, porque creo que da lugar tanto a la creatividad de los niños como a la expresión de su propio mundo emocional. Me encantaría dibujar cada monstruo después de cada emoción que vemos en el Emocionario, pero ya os digo que con 42 emociones es complicado. Eso sí, no descarto elegir algunas de ellas (a medida que avancemos en el proyecto) y plasmarlas en nuestro monstruo. Me gustará ver qué expresión facial escogen, qué colores, qué añaden alrededor del monstruo... Si el monstruo les gusta, igual se vuelve un recurso más en el aula para trabajar la educación emocional. ¡Al final, ellos mandan según sus gustos, preferencias y reacciones!

¡Ya os contaré nuestra experiencia en clase!

Aquí podéis adquirir el libro El monstruo de colores


21 comentarios:

  1. Me encanta, es genial Elena. Pensaba contarles esta semana a mis niños el mismo cuento, y lo de los botecitos de colores...ME HA ENCANTADO! Eres genial =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. ¡Me vas a poner roja! :-)

      Eliminar
    2. Para qué edades es este proyecto?

      Eliminar
    3. Hola Marta.
      Pues depende de cómo lo enfoques. Ideal para la etapa de infantil y perfectamente aplicable en primaria en función de cómo lo presentes y el trabajo posterior que realices con él, además del nivel de competencia emocional de la que partan tus alumnos.
      ¡Un saludo!

      Eliminar
  2. https://soundcloud.com/patataflas/el-monstruo-de-colores
    Por si es de utilidad. Enhorabuena por la página, es genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por tu aporte! Ya le había echado el ojo con el otro enlace que me dejaste. Ya te comentaré si lo utilizo con los niños.

      Eliminar
    2. GRACIAS EL TEMA MUSICAL ES DE GRAN AYUDA

      Eliminar
  3. GRACIAS ELENA ME AYUDÓ EN UNA SITUACIÓN ÁULICA CONFLICTIVA

    ResponderEliminar
  4. Hola Elena,

    Una pregunta, ¿para que edad recomiendas este cuento?

    Gracias por tu respuesta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Elisabeth. Siempre he dicho que pienso que los cuentos no tienen edad. Creo que es aplicable a muchas edades, dependiendo del uso que se haga de él. Dicho esto, lo veo perfectamente adecuado tanto para las etapas de infantil como de primaria.
      Un saludo.

      Eliminar
  5. Genial esta entrada. Yo tengo una librería y utilizo estos recursos en nuestros talleres. Enhorabuena. Otra cosilla, recomendar tambien que los libros se compren en las pequeñas librerías ya realizan un trabajo extraordinario, y amazon lo unico que hace es vender el libro y no asesorar. Muchisimas gracias de antemano. Me encanta tu blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Alicia. Llevas razón, las pequeñas librerías realizan un trabajo extraordinario. Lo que pasa es que yo suelo tener muy claro lo que quiero y me resulta mucho más cómodo comprarlo en Amazon que buscar o encargar en diferentes librerías. Aún así, me encanta perderme en ellas y explorar...

      Eliminar
  6. oi de este cuento a través de la escuela de mi hija y me ha encantado dar con tu blog. gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Montserrat. Me alegro mucho de que te haya gustado :-)

      Eliminar
  7. Hola Elena. He visto que es uno de los libros más vendidos. Yo lo quiero utilizar en las unidades didácticas, ¿cómo se trabajarían las emociones todas juntas o cada 2 ó 3 unidades una emoción? Gracias por tu precioso blog!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Verónica. Pues eso depende de muchísimos factores: de qué manera vayas a trabajar el libro, qué objetivos te marcas, la edad de los alumnos con los que vas a trabajar, si vas a combinar con otras actividades de educación emocional... ¡Posibilidades múltiples!

      Eliminar
  8. Gracias por los recursos Elena. Me encanta todo lo que haces!
    Echa un vistazo a esta idea que propongo y me cuentas:
    https://locaspormontessori.wordpress.com/2016/04/22/yo-soy-el-monstruo-de-colores/


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lorena. Me ha gustado mucho tu propuesta. ¡Una manera de sentirse el verdadero protagonista del cuento y asimilarlo mejor!

      Gracias por tu aportación.

      Un saludo.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...