Botones

Tranquilos y atentos como una rana: Mindfulness para niños

17 de marzo de 2015



Hacía tiempo que había oído hablar maravillas del mindfulness dentro del campo psicológico, pero la verdad es que no me había puesto a buscar información sobre ello. Por otro lado, también hacía un tiempo que había visto un libro que me había llamado la atención por su título (Tranquilos y atentos como una rana), pero tampoco había encontrado la ocasión para indagar más. Hasta que un día mi curiosidad no pudo más y empecé a buscar información sobre él. Se trataba de un libro que hablaba de la meditación para niños, y estaba orientado a los padres. Me mostré escéptica. Pero seguí buscando información. Las críticas eran muy buenas. El libro tenía un carácter muy práctico y, además, venía acompañado de un CD para realizar las meditaciones con los niños. Entonces apareció la palabra mindfulness. "¡Ah, va sobre eso!"- pensé. - "Creo que va siendo hora de adentrarte en este campo del que tan bien hablan y sacar tus propias conclusiones". Y compré el libro para ver si podía aplicarlo al aula.



Cuando recibí el libro y vi el índice, me encantó. Parecía muy interesante. Y así fue. El libro está escrito con un lenguaje muy claro y cercano. Vamos, que se lee muy rapidito y creo que está muy bien como una primera aproximación al mindfulness. Tardé nada y menos en ponerlo en práctica en el aula, porque al venir acompañado del CD con los ejercicios prácticos, resultaba muy fácil de llevar a cabo. Llevamos, pues, unas 2 semanas y media realizando un ejercicio al día, nada más volver de la pausa del patio. Pensé que era el momento ideal de la jornada para relajarnos y retomar fuerzas para  afrontar la segunda parte de la mañana.


Para que os hagáis una idea, el mindfulness (o conciencia plena) no es otra cosa que estar conscientemente presente, queriendo comprender qué es lo que ocurre, desde una actitud abierta y amable. Se trata de prestar atención, momento por momento, a pensamientos, emociones, sensaciones corporales y al ambiente circundante, de forma principalmente caracterizada por "aceptación". Dicho así suena complejo, pero la verdad es que es más simple de lo que parece. A veces no nos damos cuenta de que la mente va muy deprisa, y que en ocasiones no disfrutamos del presente porque estamos, por ejemplo, juzgando, experimentando sensaciones desagradables del pasado o preocupándonos por el futuro. Bueno, no sé si os he liado todavía más. El caso es que tanto la psicología clínica como la psiquiatría han desarrollado técnicas de mindfulness, y la investigación ha demostrado que las terapias basadas en mindfulness son eficaces, en especial para reducir la ansiedad, la depresión y el estrés.


¿Por qué mindfulness para niños? La verdad es que, afortunadamente, cada vez hay más estudios que se interesan por los niños. Nos preocupamos por su equilibrio emocional, el desarrollo de su resiliencia (capacidad de sobreponerse a periodos de dolor emocional y situaciones adversas), de su atención... Y se ha demostrado el beneficio del mindfulness, tanto en adultos como en niños. En el mundo en el que nos ha tocado vivir, tan exigente, con tantas ocupaciones y actividades, siempre con prisas, con tantísimos estímulos inexistentes hacía tan sólo unos años, se hace necesario encontrar un momento de tranquilidad, tanto física como mental. Comenta la autora del libro que durante los años 2008, 2009 y 2010 creó un entrenamiento para practicar mindfulness en la escuela, basado en el programa de mindfulness de ocho semanas para adultos, de Jon Kabat-Zinn. Tanto profesores como alumnos estaban encantados y pudieron apreciar mayor tranquilidad en clase, mayor grado de concentración y más honestidad. Los niños se volvieron más amables hacia ellos mismos y hacia los demás, ganaron confianza y emitían juicios con menor rapidez. Interesante, ¿verdad?

¿Y cómo nos ha ido en clase estas primeras semanas? Bueno, pues todavía es pronto para notar resultados, pero desde luego, creo que mal no nos puede ir. De hecho, espero recoger frutos ;-)

El primer día de práctica fue mejor de lo que esperaba. Después de explicarles brevemente que a partir de ese día dedicaríamos unos minutos a realizar meditación en el aula y dar unas breves instrucciones, puse el CD. He comentado en varias ocasiones que me sorprende lo bien que aceptan mis alumnos las propuestas que llevo al aula. No me miraron con cara rara ni me preguntaron para qué queríamos meditar o relajarnos. Lo aceptaron como algo natural (y aquí pondría un emoticono con los ojos como platos ;-)

Tengo que decir que la voz del CD es maravillosa. Relaja por sí misma. Si no fuera porque tengo que observar a los niños, cerraría los ojos y disfrutaría plenamente de mi momento mindfulness a diario. Pero como ya os digo, no puedo centrar toda la atención en mí, porque la tengo en ellos.

Desde el primer día pude ver con bastante claridad quiénes eran aquellos niños que realmente se concentraban y relajaban con facilidad. Le di la enhorabuena especialmente a Marc, que no es precisamente el niño más tranquilo del aula, pero que rebosaba mindfulness por todos los poros de su cuerpo. Fue capaz de centrar su atención en él mismo y abstraerse completamente de lo que sucedía a su alrededor. No fue el único. Sin embargo, percibí muchos otros niños que sí, estaban quietos, pero no realmente centrados en el ejercicio. Lo notaba en sus ojos curiosos, en sus manos que se movían... En fin, diferentes detalles. Sin embargo, repito que la experiencia fue más que satisfactoria. Me sorprendieron positivamente :-)

Primer día de mindfulness en clase, practicando el ejercicio "Tranquilos y atentos como una rana"

A medida que pasaban los días y practicábamos los diferentes ejercicios, lo asumían cada vez con más naturalidad y parte de la rutina. Mi objetivo es que todos los niños puedan llegar a relajarse esos minutitos y realizar los ejercicios plenamente. Muchos son muy parecidos, por lo que no resulta difícil entrar en la dinámica. Una de las estrategias es centrarse en la respiración, trasladar la atención de la cabeza al vientre (en el vientre no hay pensamientos) y dejarse mecer suavemente por el vaivén del movimiento de la respiración.

Algunos ejercicios nos dan pautas para poderlos realizar cuando lo necesitemos, sin necesitar el CD. Por ejemplo "El botón de pausa" (que podemos "accionar" cuando deseemos) o "Un lugar seguro" (al que podemos "transportarnos" también cuando queramos o necesitemos, y así revivir las maravillosas sensaciones que allí nos envuelven).

Tanto nos gustó "El botón de pausa" que diseñamos nuestro propio botón para poner en clase, a juego con el resto de la decoración de la clase (abecedario, números, etiquetas o encargados), para tenerlo siempre muy presente y saber que en cualquier momento podemos recurrir a él.

Botón de pausa del Aula de Elena
En cuanto al ejercicio "El lugar seguro" me sorprendió un detalle, a la vez que me encantó. Ellos debían imaginar un lugar en el que se sintieran seguros, en paz, tranquilidad. Podía ser un lugar real o imaginario. Todo el ejercicio transcurre visualizándonos en ese lugar. Somos buenos, estamos tranquilos... El CD transmite numerosas sensaciones de bienestar. La idea es poder volver mentalmente a ese lugar cuando nos sintamos nerviosos, inseguros, intranquilos... cuando lo deseemos. Y percibir todo lo bueno que nos transmite ese lugar.

Cuando acabó el ejercicio y pregunté a qué lugar se habían transportado, muchos alumnos me hablaron de lugares relacionados con la familia (Claudia habló de Aucanada, donde ha pasado momentos maravillosos en familia, Marc de Valencia, donde viajó en Navidades para estar con su familia, Teo de Bulgaria, el país de origen de sus padres, Pablo S. de Chile... Me pareció fascinante que casi todos relacionaran la seguridad con la familia).

En fin, podría narraros muchas más anécdotas y espero que con el tiempo así sea, además de poder contaros los beneficios de esta práctica. El libro asegura que los resultados han demostrado que los niños que practican estos ejercicios duermen mejor, están más concentrados y serenos (por lo que mejora también su memoria), y se sienten más seguros. Además, aprenden a reaccionar menos impulsivamente y a influir en su mundo interior, sin tener que negar o reprimir nada. Vale la pena intentarlo, ¿verdad?


Ahora que ya estamos repitiendo los ejercicios (ya los hemos hecho todos y hemos vuelto a empezar) espero que los aprovechen mejor. Ya saben de qué van, ya pueden anticipar lo que va a venir... En fin, espero que resulte más fácil.


Y para acabar, quiero que conozcáis las opiniones de mis alumnos. El día que acabamos el último ejercicio, les pedí que me contaran sus impresiones sobre todo lo que habíamos hecho hasta entonces. Y estas fueron sus intervenciones:

  • Carlos S: "A mí me ha gustado un montón y en este último ejercicio casi me duermo". Quizás será porque se llama "Buenas noches" ¡y está especialmente pensado para antes de ir a dormir!
  • Lola: "Las dos primeras veces no me gustó mucho, pero ahora ya sí". Más tarde añadió: "Casi todos los ejercicios son muy parecidos menos el del espagueti, que fue el que más me gustó". Claro, todos los ejercicios se basan en lo mismo, y es lógico que te vayas sintiendo más cómoda a medida que practicas.
  • Teo: "Cuando hicimos el ejercicio del espagueti y doblé los dedos de los pies, sentí un crack, pero no me hizo daño". A veces no somos conscientes de nuestras propias sensaciones corporales hasta que ponemos la atención en ellas. Yo, con el ejercicio del espagueti, fui consciente de que las plantas de los pies me hacían cosquillitas mientras se relajaban, ya que llevaba muchas horas de pie. Seguro que explicando o corrigiendo, no me habría percatado de ello.
  • Biel: "En algunos ejercicios, como este, me he imaginado cosas". Después de hablar más con él, descubrí que eran pensamientos ajenos a los ejercicios. Ya verás como cada vez te concentras más en aquello que deseas. ¡La atención es como un músculo y se puede entrenar!
  • Claudia: "El botón de pausa me gustó mucho". ¡Pues a usarlo siempre que quieras!. "Y el ejercicio que más me gustó fue el de la rana".
  • Marco: "Los primeros 5 ejercicios me han costado un poco y luego no tanto". Claro, ya he comentado antes que con la práctica todo mejora.
  • Giulia: "Me ha encantado el botón de pausa". ¡A tu disposición!
  • Adrián: "A mí me pasó lo mismo que a Teo pero con los dedos de las manos". Y verás que otro día te fijas en otra parte de tu cuerpo.
  • Keyla: "El que más me gustó y relajó fue el ejercicio del corazón, aunque me han gustado todos". ¿Veis en una de las fotos cómo sienten su corazón?. Es cierto que es un ejercicio muy bonito.
  • Óscar: "Me gustó mucho el ejercicio de la ranita". Genial, ¡tenemos mucho que aprender de las ranas!
  • Ares: "Hoy me he relajado". Me alegro mucho, Ares. Supongo que eso quiere decir que los otros días no tanto. Ya verás como ahora que ya lo has conseguido, podrás hacerlo siempre que te lo propongas.
  • Toni y Pablo C. comentaron lo mismo que Ares. ¡Fenomenal! No sé si es que era viernes y estaban cansados, o es que el ejercicio "Buenas noches" ha resultado más efectivo. ¡Ya son varios los que lo han comentado! Sin embargo, a Lola le relajó más "El secreto del corazón" y a Adrián "El ejercicio del espagueti".

Bueno, seguiremos practicando a diario y a ver si notamos los beneficios. ¡Ya os contaré!

Aquí podéis adquirir el libro Tranquilos y atentos como una rana.

43 comentarios:

  1. Me parece una idea genial y necesaria, soy de Infantil pero sería cuestion de probar. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sonia. Seguro que hay actividades que se pueden adaptar a infantil. Quizás no con el CD, pero encontrarás libros con ideas para aplicar en los más pequeños.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. A mi también me ha gustado. Voy a investigar también soy de infantil y durante el primer trimestre de 3 años estuvimos haciendo yoga.La verdad que fue genial pero lo tuvimos que dejar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sole. Me encantaría ver a niños de 3 años practicando yoga. ¡Debe ser toda una experiencia!
      Investiga porque seguro que encuentras aplicaciones del mindfulness para infantil.
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  3. Pues yo te agradezco mucho la entrada. Hago mindfulnes desde hace dos años, y quería introducir a mi hijo en el pero no sabia como y ahora tu me lo has descubierto. Voy a pedir el libro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pues qué bien! Y encima llevas años practicando esta técnica. Será un éxito con tu hijo seguro.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hola Elena: conozco muy bien este libro y lo he utilizado en mi trabajo con una familia y ha sido muy bien recibido y practicado por todas y todos, hasta las personas mas pequeñas.
    He realizado ocho sesiones y al final hemos dedicado un rincón del dormitorio para la meditación acompañada con el dibujo de la ranita.
    Felicidades por tu iniciativa en la escuela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. ¡Qué bien conocer otras experiencias! Me encanta lo del rincón de la ranita en el dormitorio. Seguro que yo también pondré una ranita en nuestra clase para tenerla siempre bien presente.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Son geniales los resultados " Mindfulness". Me encanta el botón de la pausa,lo incluiré en mi rincón de emociones... Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mónica. Poco a poco iré añadiendo elementos mindfulness en el aula.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Hola!! Podrías poner un ejemplo del botón de la pausa en una situación práctica dentro del aula? Por ejemplo: si estamos trabajando matemáticas, se puede dar? o solo cuando introduzcamos o trabajemos esta actividad? Son muy buenas ideas e iniciativas, pero me cuesta verlo a modo práctico, me puedes ayudar? Gracias de antemano.

      Eliminar
  6. Enhorabuena y muchas gracias por compartir...me ha encantado la idea...un abrazo fuerte...

    ResponderEliminar
  7. No lo conocía. Me parece muy interesante.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  8. Hola Elena! Yo he probado el
    De tranquilos y atentos como la rana. El
    Problema es
    Que a mis enanos ( 3º) les da la risa Y no consigo que de relajen. Algún consejo? Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Susana,

      Pues no sé muy bien qué decirte, porque la primera sorprendida fui yo al ver que desde el primer día no había ninguna risita en clase con mis alumnos.

      Yo te diría que no les riñas ni le des mucha importancia. Supongo que a medida que lo vayáis haciendo, se irán acostumbrando y dejarán de reírse. Quizás ahora es la novedad.

      Lo que sí te digo es que yo lo presenté con mucha naturalidad, y me puse a hacer lo que pedía el CD (me relajé, me senté con la espalda recta, cerré los ojos...). En fin, que me puse a hacerlo en serio para dar ejemplo. De vez en cuando abría un ojillo para ver qué hacían, y todos concentraditos...

      ¡Ya verás que te va bien!

      Un saludo.

      Eliminar
  9. ¡Hola Elena! soy muy fan de tu blog y de todo lo que compartes. Gracias por descubrirme este libro, ¡¡acabo de pedirlo junto a "Un beso antes de desayunar" por lo bien que has hablado de él, y estoy deseando empaparme bien y poder ponerlo en práctica pronto!!
    Te dejo la dirección de mi pequeño rincón, por si quieres echarle un vistazo: rincondeunamaestra.blogspot.com
    Un besote y ¡gracias por todo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ángela,
      Muchas gracias por tu comentario. Ya conocía tu pequeño rincón, ¡lo tengo guardado en favoritos! Aunque es cierto que casi nunca tengo tiempo de navegar por otros blogs :-(
      Eso sí, me gusta tenerlos fichaditos y de vez en cuando, hago un intensivo y ¡me empapo del trabajo de mis compis!
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Hola Elena, me ha gustado mucho la idea del mindfulness, pero en el enlace que has puesto aparece el libro pero no veo que incluya el cd. ¿Tu lo has comprado en amazon o en alguna otra libreria? Es por asegurarme de que viene con las meditaciones guiadas. Gracias:-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pilar,

      Es cierto que la imagen de Amazon no coincide con la mía (no sale la imagen del cd) pero quizás es porque incluyeron esa imagen en ediciones posteriores... Fijo que viene con el CD, porque el propio libro todo el tiempo hace referencia a él, así que no creo ni que lo editen sin CD. Lo que sí te puedo asegurar es que yo lo compré en Amazon.
      Un saludo.

      Eliminar
  11. Elena, parece que de alguna manera estamos conectadas: siempre aciertas con los temas que a mi me interesan para trabajar con mi hija de 7 años. Hace tiempo me compré un libro de mindfulness para niños pero no me funcionó porque era mucho texto y sin meditaciones, este me parece ideal, lo compraré y probaré con él y ya te contaré.
    Ahora en las vacaciones hemos retomado el libro del emocionario, ahora le interesa más que el año pasado, y ella me lo pide y se inventa un cuento con los personajes de la ilustración y el sentimiento tratado.
    Animo con todo tu trabajo y muchas gracias por darlo a conocer péblicamente, pues es de gran ayuda.
    Saludos:

    Belén

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Belén,

      Me alegra mucho que mis posts te resulten útiles. Veo que somos muchos los que compartimos las ideas de los temas que me interesan.

      Gracias por estar ahí. Un saludo.

      Eliminar
  12. Gracias Elena por tu blog, te he seguido con el emocionario, y ahora coincidimos en este libro, yo quiero hacerlo con 1°ESO, GRACIAS DE NUEVO POR CONTAR TU EXPERIENCIA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Isabel. Espero que te funcione en secundaria. ¡Ya me contarás!
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Hola Elena! Primero decirte que soy seguidora diaria del blog, me encantaaaaaa! MIL GRACIAS!!!
    Extraigo muchisimas ideas y material chulísimo! Eres una artista!
    Me gustaría que me aconsejases.... Este curso me ha tocado un grupo de segundo de primaria, y entre mil cosas buenas que tienen, son despiertos, listos, rápidos, alegres.... Pero...en estos dos dias pude apreciar que necesitan pulir la caoacidad de ESCUCHA. Ya mismo tengo que trabajarla. Les cuesta escucharse, repetar el turno, hablar y conversar sosegados.
    Este verano me he leído el libro "Tranquilos y atentos como una rana" y me ha parecido genial!. Por eso, ahi te pido consejo, lo pondrías ya en practica u opinas que es mejor que espere a que se adapten al curso y adquieran rutinas? Por una parte creo que debo esperar a que nos conozcamos y cojan hábitos y por otra, considero que si pulimos la escucha, todo va a resultar masy facil despues. Que opinas? Por otra parte, no tengo en mi horario, todos los días la misma hora. Quiero decir, que no van a poder asociar un horario con la práctica del mindfullness; (considero que lo mejor sería la vuelta del recreo, para "bajar pulsaciones"), pero bueno, hay que adaptarse!
    A la espera de tu respuesta!
    Mil gracias! Eres un ejemplo a seguir!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Men,

      Muchas gracias por tu comentario. Tranquila, que la capacidad de escucha la irán mejorando poco a poco si insistes en ello. Quizás te conviene esperar unas semanas a tenerles un poco más adaptados a tu forma de trabajo para empezar con las sesiones de mindfulness, pero verás que las sesiones también te ayudan a mejorar ese aspecto.
      En cuanto al horario, es verdad que es ideal realizarlo a la vuelta del patio, pero tampoco hay inconveniente en realizarlo en otro momento (antes de una actividad que requiera concentración, por ejemplo, o después de una actividad movida, para volver a sosegarlos un poco). Y tampoco es imprescindible realizar las sesiones cada día, eso lo verás sobre la marcha. Yo, este curso, haré las sesiones martes, miércoles y jueves después de patio, ya que están conmigo. Los lunes, después de patio, tienen educación física, por lo que haré la sesión a la vuelta, antes de abordar la última clase del día. Y los viernes, después de patio, tienen inglés y plástica, ambas sesiones con la profesora de inglés, por lo que probablemente no realice la sesión ese día.
      En fin, sobre la marcha verás cómo organizarte, y por supuesto, teniendo en cuenta la respuesta de los alumnos. ¡De nada sirve obcecarse en algo si luego no funciona!
      Otra manera de mejorar la capacidad de escucha es leerles. Yo les leí mucho en voz alta el curso pasado, principalmente cuentos, pero también fragmentos de libros. Y ya lo creo que escuchaban, ¡con los ojos como platos! Todo consiste en encontrar aquello que les motive.
      Y realizar actividades que requieran participar respetando el turno, también ayuda a entrar en la dinámica. A mí el Proyecto Emocionario me funcionó muy bien, y eran capaces de escuchar atentamente mis explicaciones y luego participar ellos respetando el turno de palabra.
      ¡Ánimo, que ya verás que te va fenomenal!
      Un saludo.

      Eliminar
    2. Hola:
      Yo no soy profe, solo una mamá a la q le interesa la educación, pero al hilo de tu pregunta acabo de leerme el libro de César Bona "La nueva educación" y una de las cosas de las que habla mucho es del respeto por los demás y el respeto a la palabra (o sea escuchar y dejar hablar a los demás). A lo mejor te sirve de inspiración ver lo que él hace.

      Un saludo a las dos. Gran trabajo el que hacéis!
      Rocío

      Eliminar
    3. Hola Rocío.
      Ya he leído su libro. ¡No podía perdérmelo! Muchas gracias por la recomendación.
      Un saludo.

      Eliminar
  14. Hola. He comprado el libro y lo voy a empezar a poner en práctica, pero me ha defraudado un poco que no venga con música relajante, ya que mis alumnos la asocian muy bien. Tengo una duda: las pistas largas, de 10 minutos, las pones enteras o sólo un fragmento? Porque me parecen demasiado largas y quitan mucho tiempo de la sesión, además de que pienso que es un poco complicado que los niños mantengan la atención tanto rato seguido (tengo una clase muy movida). Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Luisa. Es que mindfulness no es relajación, aunque a veces se confunden. Se trata de entrenar la atención y la conciencia plena, y sí, en algunos ejercicios te relajas, aunque no siempre. Por eso yo no echo de menos la música relajante, eso es otro tipo de actividad, que también se puede realizar con otros objetivos.
      Yo utilizo todas las pistas, las largas y las cortas, y nunca las dejo a la mitad, siempre las pongo enteras. Aunque la mayoría son cortas. Mis alumnos mantienen la atención todo el tiempo (unos con muchísima facilidad y naturalidad y otros con menos, soy consciente de ello) y te aseguro que también son bastante movidos, pero lo cierto es que en el aula enseguida cambiaron de dinámica y el clima de trabajo es muy bueno.
      Utiliza las pistas más cortas o que mejor te vayan, y a medida que vayan entrenando, pasa a otras más largas. O realiza tú misma los ejercicios adaptándolos a tus necesidades y preferencias.
      Espero que tu experiencia vaya a mejor.
      ¡Un saludo!

      Eliminar
  15. Hola! yo tengo un niño de casi 5 años con Necesidades educativas específicas, tiene un retraso madurativo y están valorando si puede tener algún síndrome, le cuesta horrores centrarse, incluso centrar la mirada. Me preguntaba si este libro podría utilizarlo yo en casa con él.
    Gracias!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nuria. Pues no veo por qué no, aunque a lo mejor este libro en concreto más a largo plazo. Pienso que el camino a seguir es el mismo con todos los niños, aunque dependiendo de la realidad de cada niño puede costar más o menos.
      A ver, si todavía no tiene ni los 5 añitos, puede costarte un poco si todavía no es capaz de entender el CD. Más que la edad del niño, su nivel madurativo puede hacer que no sea capaz de procesar el discurso verbal del CD (sería cuestión de probar, quizás primero con los audios más cortos). Sin embargo, el libro puede ayudarte a ti, y puedes adaptar los audios del CD a tu hijo, narrándolos tú misma, adaptados a él, de manera más sencilla y breve. No obstante, tú eres su madre y conoces la realidad de la relación entre ambos. En algunos casos, puede resultar más sencillo que este tipo de actividades las realice una persona externa. Pero en muchos casos el ámbito familiar es ideal para realizarlas.
      Yo te aconsejaría profundizar un poco más en el mindfulness e ir introduciendo pequeños rituales en casa para que se vayan habituando, que no tienen que ser, necesariamente, ejercicios guiados por un audio. Encontrarás muchos libros en el mercado orientados a padres y profesionales para aplicar con niños, y si aún así, no te sientes segura, siempre puedes recurrir a un experto en el campo que te oriente.
      Lo que sí te puedo decir es que la técnica en sí puede resultarte útil para trabajar con tu hijo.
      Un saludo.

      Eliminar
  16. Hola Elena.
    Una gran amiga (que, por cierto, se llama también Elena) me pasó una foto de tu blog por wassap y me dejó otra de esta entrada para que le echara un vistazo, fue hace un mes pero no he encontrado el momento de hacerlo hasta hoy (a costa de dejar a un lado la correcccion de 60 exámenes, otros 30 ejercicios y unos cuantos documentos mas que tengo que resolver antes de que me asfixien (tampoco te cuento todas las tareas domesticas que me quedan por resolver, entre otras la comida de la familia que tomaremos hoy)
    Y, todo esto para decirte que he visitado tu blog y he ido encontrando pequeños (o grandes) tesoros que me han ido llevando de un lugar a otro sin ganas de salir de tu "hogar". El caso es que me gusta mucho tu planteamiento de la enseñanza(que al fin y al cabo es LA VIDA) porque aprendiendo a crecer con esas raices uno es capaz de entender, de preguntarse y de buscar las respuestas... Te doy mi enhorabuena por todo lo que he ido encontrandome en esta visita.
    Yo soy profesora de secundaria y de algun modo intento llevar todo esto a mis alumnos, ellos tienen otra edad, reciben las cosas de otro modo y sobre todo si vienen de los adultos y para mas inri, de sus profesores. El caso es que yo lo voy lanzando como gotitas de agua de una regadera, por si acaso cala... y ahí lo dejo proque nunca sé hasta donde llega el agua.

    No puedo extenderme más, sólo quiero dejarte el título de una película que he visto este finde semana con mis hijos (mellizos, chico y chica de 8 años) que nos ha encantado, emocionado y sacado de la inercia del cine comercial:
    LA CANCIÓN DEL AGUA, no te cuento más, si te apetece indagar lo tienes facil.

    UN SALUDO, UN ABRAZO Y TODO MI ÁMNIMO PARA QUE CONTINUES "TRABAJANDO" O VIVIENDO EN EL MUNDO DE LA ENSEÑANZA!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Muchísimas gracias por tu comentario. Es precioso y muy cuidado. ¡Es tan gratificante para mí!
      Efectivamente, es esencial enseñar para la vida, y dirigirse al ser del alumno, a su esencia. Las letras y los números no tienen sentido si nos saltamos eso.
      Me ha encantado eso de "trabajar", entre comillas. ¡Es que es verdad que cuando uno disfruta tanto parece que no es trabajo! Pero así debería ser para todos, por eso estoy trabajando con mis alumnos el Proyecto Entrénate para soñar, para que dediquen sus vidas a aquello que les apasiona. Si lo consiguieran, entonces mi trabajo tendría realmente sentido.
      Está claro que la secundaria es otro mundo, pero creo que se pueden trabajar todos estos aspectos con los alumnos, y de una manera mucho más profunda, dada su madurez. Desde mi punto de vista, lo que falla en secundaria, es la acción tutorial. En primaria, el tutor pasa la mayor parte del día con sus alumnos, formamos una familia. En secundaria, aunque sólo sea por el número de horas, es más difícil de conseguir, pero seguro que se pueden superar los obstáculos. Ten por seguro que lo que "lanzas" a tus alumnos cala. No dejes de hacerlo.
      Investigaré sobre la película que me comentas.
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  17. Hola Elena! Ante todo muchas gracias por tu trabajo!
    Estamos organizando un campamento de verano y queremos introducir en mindfulness entre nuestras actividades propuestas. Nos gustaría hacer llegar a los padres cierta información sobre lo que trata, y para ello habíamos pensado poner un link a esta, tú página, ya que lo explicas maravillosamente bien! Es por esto que te pedimos permiso para ello... Muchísimas gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Claro, ningún problema. Podéis enlazar.
      Muchas gracias, un saludo.

      Eliminar
  18. Hola Elena!
    Acabo de descubrir tu blog y me parece muy interesante. Enhorabuena por el trabajo que haces. Me gustaría saber qué opinión te merece el libro "Respira" de Inés Castel-Branco(si lo conoces) como paso previo a introducirse en el mindfulness con "Tranquilos y atentos como una rana".
    Muchas gracias de antemano y un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Susana.

      Siento no poder ayudarte, pero todavía no he tenido el libro "Respira" en mis manos, aunque créeme, será una adquisición para el próximo curso, eso seguro. Así que, casi a ciegas, me parece una buena idea. Las opiniones del libro son buenas, y creo que puede ser una válida manera de iniciarse en el mundo de la meditación y el arte de la relajación.

      Un saludo.

      Eliminar
    2. Muchas gracias Elena! Seguiré leyendo tus valiosos consejos.
      Un saludo.

      Eliminar
  19. Excelente blog, me ha sido de mucha ayuda. Felicitaciones por tu tarea!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Mariela. Encantada de que te haya servido de ayuda.
      Un saludo.

      Eliminar
  20. Gracias por compartir la experiencia. Ánimo con el proyecto de meditación en el aula.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...