Botones

Manual para soñar: TAL PARA CUAL

4 de abril de 2016

Hola a todos. ¿Cómo han ido las vacaciones? En algunas comunidades retomamos hoy las clases y empezamos el tercer y último trimestre del curso. ¿Es sólo a mí que me pasa el tiempo volando? ¡No quiero ni pensar que se acerca el fin de curso!

Voy a continuar con una nueva sesión del Manual para soñar, Tal para cual, que trabajamos dentro del Proyecto Entrénate para soñar. Para reubicaros, recordaros que estamos trabajando dentro de las sesiones del bloque que pretenden responder al siguiente interrogante: ¿Cómo eres?


En la primera sesión de este apartado, con Sí... pero no,  vimos que, a veces, algo que te desagrada interfiere con aquello que disfrutas. Y conocimos el sueño de Gabriela.

En esta sesión, vamos a trabajar sobre las cualidades. Las cualidades son características que definen a las personas y las cosas, y pueden ser innatas o adquiridas con el paso del tiempo. Cuando el concepto está vinculado a los seres humanos, las cualidades suelen ser positivas. Y el concepto clave de hoy es aprender que no todos tenemos las mismas cualidades, al igual que no todos tenemos los mismos deseos. Por ejemplo, para un castor es sencillo construir una presa, pero le será dificilísimo cantar con la dulzura de un ruiseñor. Mis alumnos también tienen cada uno sus propias cualidades, y es importante conocerlas. Así pueden potenciar aquello que se les da bien y entrenar, en el caso de que lo necesiten para alcanzar su sueño, aquello que deben mejorar.

Estuvimos hablando de las cualidades personales de cada uno. A mí, por ejemplo, se me da bien comunicar. Keyla, en cambio, tiene excelentes cualidades físicas, ¡es gimnasta! Bruno, por su lado, es un excelente lector, como Marco, Teo o Carlos S, entre otros (el tema de la lectura es bastante generalizado en todos los alumnos de mi clase. ¡Son unos cracks! ¿Innato o adquirido? ¡Pues mucho de adquirido, leen muchísimo y disfrutan con ello!). A Carlos G. se le dan fenomenal las ciencias y a Ares las matemáticas (aunque las matemáticas tampoco son un ejemplo aislado. Si las letras se les dan bien a mis niños, ¡ni os digo las matemáticas!). Marc es buenísimo realizando representaciones y recitando poesía, y Claudia es muy buena en todo aquello que requiera detalle. Y así podría seguir con todos. Además de que todos tienen múltiples cualidades, no sólo una.

¿Y qué cualidades tenía Mary? Pues Mary Somerville, que nació en Escocia en 1780, apenas sabía leer a los diez años (vivía en el campo y no recibía una formación básica sistematizada), pero su  carácter observador y su insaciable deseo de aprender la hizo soñar con ser científica. Sin poder recibir una educación formal, se las ingenió para aprender por su cuenta, y leyó desde muy temprana edad tratados matemáticos y geométricos. A los 24 años se fue a vivir a Londres, donde encontró un interesante ambiente científico. Mary se convirtió en matemática, astrónoma y científica autodidacta, una de las más destacadas de la historia. Escribió multitud de ensayos y recibió numerosos reconocimientos. Es conocida como la reina de las ciencias del siglo XIX.

Las fichas para realizar con esta sesión son las 3 y 4 del segundo cuaderno, que podéis descargar aquí o haciendo click sobre cualquiera de las fichas. Nosotros las realizamos en clase, y fue muy divertido.  A través de diferentes actividades pudieron explorar algunas habilidades y averiguar su grado de destreza. ¡Si conocen sus habilidades, les resultará más fácil alcanzar lo que desean!



Nos vemos en la próxima sesión con Madera para soñar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...