Botones

Emocionario: ILUSIÓN

26 de mayo de 2015

Ya estoy de vuelta después de un fin de semana estupendo de desconexión para celebrar mi aniversario de bodas :-) Y, vuelvo, cómo no, con una nueva experiencia de nuestro Proyecto Emocionario. Hoy vamos a hablar de la ilusión.



La ilusión es la esperanza de que se cumplirá algo que deseamos. Tener ilusiones es una de las mejores maneras para disfrutar de la vida y hacer las cosas con energía.

El emocionario nos hace una pregunta que nos hace reflexionar: ¿Las cosas tienen ilusión o nosotros ponemos ilusión a las cosas? Podemos ponerle ilusión a casi todo: a tener un hermano, a celebrar nuestro cumpleaños, a ir al colegio, a jugar con los amigos... ¡Hasta a hacer los deberes! Estuvimos hablando bastante sobre esto. ¿Cómo creen mis alumnos que voy yo al colegio todos los días? Estuvieron todos de acuerdo que con ilusión (¡uf! ¡menos mal! :-) ¿Habría el mismo clima en el aula si no pusiera ilusión a las cosas que hacemos día a día? ¿Tendríamos un aula bonita, decorada y ordenada? ¿Disfrutaríamos cada día de todo lo que aprendemos? Está claro que no. Con eso no quiero decir que nuestra clase sea un lugar idílico donde todo es maravilloso el 100% del tiempo. Por supuesto, tenemos mejores momentos y peores. Y como en toda convivencia, se generan conflictos que aprendemos día a día a resolver. Hay días de más y de menos paciencia, por su parte y por la mía, porque eso es inherente al ser humano. Y días más y menos ajetreados. Pero eso no quita que yo, cada día, voy al trabajo con ilusión. ¡Porque cada día es una oportunidad nueva de aprendizaje y de crecimiento personal! La ilusión es, por tanto, un ingrediente con el que damos sabor a la vida. El menú nos lo vamos a tener que comer igual, ¿verdad? ;-)

Cuando estamos ilusionados, nos prende el entusiasmo.

¿Y qué les hace ilusión a mis niños? ¿Recuerdan alguna experiencia en la que hayan sentido especial ilusión?

  • Óscar: "Un día, cuando ya era casi el cumpleaños de mi madre, me enseñó fotos del hotel (al que iban a ir a celebrarlo) y estaba ilusionado". ¡Claro, no hay nada como vivir nuevas experiencias!
  • Biel: "Cuando casi ya era mi cumpleaños, tenía mucha ilusión de que me diesen los regalos". Más tarde, volvió a intervenir diciendo: "Un día que íbamos a ir a un hotel que tenía un jacuzzi y tenía mucha ilusión". ¡Otro que se lo pasa pipa en los hoteles!
  • Bruno: "Cuando estaba en Valencia y era el día de Papá Noel, me hizo mucha ilusión que me trajera un juego de imposibles". ¡Cómo le gustan los retos a Bruno!
  • Eric ha sentido ilusión "cuando era mi cumple, venían los Reyes y Papá Noel". Claro, es que Eric cumple los años en diciembre, y se le juntan todos los acontecimientos importantes del año :-)
  • Lola: "Tengo ilusión de cuando sea mi cumple" (cuando hicimos la sesión, quedaban dos días para el cumpleaños de Lola). ¡Claro que sí! ¡El cumpleaños es un día súper especial para todos los niños! (para los adultos también, aunque algunos empiezan a querer perder la cuenta a partir de los 40...).
  • Claudia: "Cuando Papá Noel, en Navidad, me trajo los regalos, antes de dormirme sentí mucha ilusión". ¡Ay, la magia de la Nochebuena!
  • Giulia: "Un día, cuando estaba de viaje en Italia con mi padre y mi hermana, echaba de menos a mi familia". Entonces yo le pregunté: "¿Y dónde está la ilusión?". Y me contestó: "Me ilusionaba al pensar en estar de nuevo con mi familia". Me emocioné y todo.
  • Teo siente ilusión "cuando ya casi me voy a Bulgaria" (o sea, cuando le queda poco para irse). Y es que no hay nada como viajar a ver a la familia.
  • Keyla: "Lo mismo que Claudia".
  • Carlos S: "Hoy tengo mucha ilusión porque cumplo los 7 años el 4 de junio". ¡Ahí, con el punto de mira bien claro!
  • Haizea siente ilusión "cuando faltan muy pocos días para irme a San Sebastián". Otra a la que se le ilumina la cara cuando habla del lugar al que viaja habitualmente para visitar a su familia.
  • Carlos G: "Cuando probé el Bahía, que es un barco, me gustó un montón y quería ir otra vez". ¡Bravo, marinero!
  • Nico: "Cuando mi padre me iba a comprar una cosa que yo quería, tenía mucha ilusión de que me la comprase".
  • Marc: "Cuando salía un anuncio de un juego de Mario Bros, La última aventura, yo decía: ¡Mami, mami, quiero esto!". Es decir, que le hacía ilusión que se lo compraran.
  • Marco: "Cuando todavía no estaba nunca en casa de mi padre, me hacía mucha ilusión ir a casa de mi padre por primera vez". Más tarde, volvió a intervenir: "Cuando era mi cumpleaños, mi padre me hizo una tarta y yo estaba ilusionado por verla".
  • Ares: "Tengo ilusión de ir a un restaurante de lujo, porque me dijo mi madre que me iba a llevar cuando tenga 8 años. Y me falta sólo uno". Le pregunté qué restaurante era, por eso de probarlo yo también, y me dijo que el "Naan". ¡Habrá que investigar! También más tarde, volvió a intervenir: "Cuando era mi cumpleaños e iba a venir toda mi familia, estaba muy ilusionado de que vinieran".
  • Pablo S: "Un día, la abuela Ana de Chile vino con tres billetes para un crucero. Me hizo mucha ilusión". ¡Qué espléndida la abuela Ana!
  • Lola: "Cuando fue mi cumpleaños mis padres me hicieron un regalo que no era para ese día, un viaje a Disneyland París, y tenía mucha ilusión". ¡Ese viaje a Disney fue lo más! ¡Ha salido ya en un montón de sesiones del emocionario!

Después, hablamos sobre las cosas a las que les ponemos ilusión. ¿Queréis saber qué hacen mis alumnos con ilusión?

  • Keyla: "Voy a natación con ilusión".
  • Nico: "Cocino con ilusión".
  • Marco pone ilusión "cuando cocino con mi prima".
  • Biel: "Voy al fútbol con ilusión".
  • Carlos S: "Hago los deberes con ilusión". Haizea y Ares dijeron que también. ¡Y así les salen de bien!
  • Óscar: "Juego con ilusión los partidos de fútbol".
  • Lola: "Hace el kumon con ilusión". Y yo le pregunté: "¿Pero la semana pasada no dijiste que los deberes de kumon eran un aburrimiento?". Y me contestó: "Sí, pero también los hago con ilusión". Fenomenal, Lola, esa es la actitud. Ilusión ante todo, aunque luego resulte que te aburres un poco...
  • Marc preparó una tarta con ilusión: "Cuando estaba preparando con mi padre una tarta para mi madre, tenía mucha ilusión por probarla y por darle una sorpresa a mi madre".
  • Ares le pasó algo parecido: "Cuando es el cumple de mi madre, le hago la tarta yo solo, con ilusión".
  • Marco: "Juego con Adri con ilusión".

¿Y vosotros, qué hacéis con ilusión? ¡Espero que algo que forme parte de vuestro día a día, así seguro que será mucho mejor!

En breve, ¡una nueva emoción!

* Aunque yo no voy a utilizar las fichas de actividades porque mis alumnos son muy pequeños, aquellos que trabajéis el emocionario con niños de más edad, disponéis de unas fichas de trabajo preparadas para realizar después de cada emoción. Aquí podéis descargar la ficha de la ilusión y aquí la solución.

Aquí si quieres adquirir el libro Emocionario.

4 comentarios:

  1. Felicidades por tu aniversario y por la "ilusión" con la que escribes en este blog transmitiéndonos las "ilusiones" de tus niños.
    Un abrazo Elena.

    ResponderEliminar
  2. He leído tu proyecto y me parece fantástico iniciar a los niños a identificar sus emociones y al mismo tiempo aprender a autocontrolarse. me ilusiona trabajar en este proyecto con mis alunos de preescolar!!! Gracias por ilusionarnos y compartir tus experiencias y pasión a la docencia.
    saludos desde México!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Muchísimas gracias. Ya verás que te va fenomenal con tus alumnos.
      ¡Un saludo!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...