Botones

Jaia Corema, ¡hasta el año que viene!

5 de abril de 2015

Aunque estamos de vacaciones, he querido hacer un paréntesis en mis días de relax con familia y amigos (¡benditos días!) para despedir a nuestra Jaia Corema hasta el año que viene.

Seguro que mis lectores de Mallorca saben perfectamente de qué hablo, pero ¿y si cruzamos el charco? ¿Conocéis a nuestra Jaia? Investigando un poco por la red, he visto que, además de en Cataluña, en otros pueblos de la geografía de nuestro país también conocen a la jaia (como "vella quaresma" o "vieja cuaresma").

La Jaia Corema es una tradición muy arraigada en Mallorca. Se trata de una mujer con siete pies que representan las siete semanas que dura la Cuaresma. Se realiza en papel, cartón o madera y estaba expuesta en las casas, en la cocina o el comedor, durante la época de la Cuaresma (ahora solemos conservar esta tradición, principalmente, en las escuelas). La Jaia lleva en la mano un bacalao y en la otra una cesta de verduras y pescado, alimentos típicos de la cuaresma. También es habitual verla con una parrilla y con un rosario.

Diferentes representaciones de la Jaia Corema

Cada domingo de la cuaresma, el padre de familia le cortaba un pie a la jaia, representando que quedaba una semana menos para que acabara la cuaresma. El sábado o domingo de Pascua (o sea hoy) se retiraba o quemaba lo que quedaba de la jaia, expresando la alegría al terminar una época de sacrificios y privaciones.

Otra tradición relacionada con la jaia es que al llegar justo a la mitad de la cuaresma, se hacía una fiesta y se serraba por la mitad, para celebrar que ya había pasado la mitad de esta etapa. Por eso, a la jaja corema, también se le conoce como "jaia serrada". Sin embargo, tengo que decir que nunca he visto realizar esta tradición en las escuelas. En cambio, he visto por la wikipedia que hay una fiesta tradicional en varios municipios del sudeste español que se llama "partir la vieja" o "día de la vieja", coincidiendo, precisamente, con la mitad de la cuaresma.

Aquí tenéis a nuestra jaia, que nos ha estado acompañando en clase durante las siete semanas que ha durado la cuaresma.


Como nosotros no vamos a clase los domingos, hemos ido arrancando una pierna a la jaia cada viernes, al finalizar la semana. Y la descolgamos por completo, ya sin pies, el pasado miércoles, en nuestro último día de clase antes de las vacaciones. A los niños les hace una ilusión tremenda arrancar una pierna a la jaia, pero sólo hay 7, así que no todos han podido hacerlo. Muchos me suplicaban: "¡Yo, Elena, por favor, que nunca le he arrancado una pierna a la jaia, ni siquiera en infantil!", y me hubiera encantado dejarles a todos, pero la verdad es que hemos ido improvisando sobre la marcha. La mayoría de los viernes ha arrancado la pierna aquel alumno que se acordaba primero. Y el último día, sorteamos la jaia entre los alumnos que no se habían quedado ninguna pierna, y le tocó a Haizea. Aquí tenéis a los afortunados que, semana a semana, iban arrancando un pie a la jaia. 


  • La primera semana no sé si no hice foto o es que la he borrado sin querer, pero no he logrado encontrarla. Creo recordar que fue Teo quien arrancó a la jaia esa bota estilo cowboy.
  • La segunda semana fue Jaime quien le arrancó a la jaia esa zapatilla tan cómoda para estar por casa.
  • La tercera semana, Marco le quitó a la jaia esa zapatilla deportiva (al menos, los calcetines lo son). ¡La zapatilla de fútbol, decían mis alumnos!
  • La cuarta semana, Carlos le arrancó a la jaia ese zapato merceditas.
  • La quinta semana fue Keyla quien le arrebató a la jaia ese zueco.
  • La sexta semana, Adrián le quitó a la jaia ese zapato salón tan ideal.
  • Y por último, la séptima semana, Lola dejó a la jaia sin pies arrancándole la bota de agua.
Si alguien tiene todavía a la jaia por casa, ¡hoy toca descolgarla!

¿Conocíais esta tradición? Me encantaría que me contarais, a través de los comentarios, si la lleváis a cabo, especialmente aquellos que no sois de Mallorca, para ver en cuántos sitios está presente este personaje.

¡Seguid disfrutando de las vacaciones!

4 comentarios:

  1. Hola. me encanta la Jaia Corema que teníais en el aula. Es ideal. No sabía que era una tradición tan arraigada en Mallorca... muy interesante conocer su historia. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Marta. La Jaia de nuestra clase nos la regaló la editorial Santillana :-)
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  2. ¡¡¡Hola Elena!!! Te he concedido un premio, ¡pásate por mi blog a echarle un vistazo! Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ángela. Muchísimas gracias por el premio. La verdad es que me sabe mal, pero no continúo ninguna cadena. De repente, me empezaron a llegar varios premios de golpe y me agobié un poco, jeje, pero te agradezco infinitamente tu reconocimiento.
      Por cierto, tu actividad del detective de los números se sale. ¡No puede ser más completa!
      Un abrazo.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...