Botones

Cuéntame un cuento: Un beso antes de desayunar

9 de marzo de 2015

Seguimos con nuestro Proyecto Cuéntame un cuento (que la semana pasada dejé de lado por falta de tiempo, entre la salida al aeropuerto y el Proyecto Los aviones) con un cuento de esos tiernos, tiernos, tiernos: Un beso antes de desayunar.

Esta mañana, a primera hora, hemos empezado con la lectura de este cuento, y aunque ya podría compartir las primeras impresiones, lo dejaré para cuando os cuente nuestra experiencia con el cuento :-)



"Todas las mañanas, antes de irse a trabajar, la madre de Violeta deja un beso en su almohada. Un beso azul en los días soleados, más azul todavía en los días nublados y siempre, siempre, un beso azucarado para endulzarle el desayuno.

Aquella mañana, el beso, después de besar a Violeta y dibujar alegres piruetas en su habitación, saltó por la ventana y voló, voló, voló..."



Este poético cuento nos narra la historia de un beso que, travieso, se escapó por la ventana e hizo que todo el vecindario se transformara durante un día, mejorando la realidad por allí donde pasó: contagió alegría, dulzura, amor y colores brillantes a todo aquello en lo que se posó. Sólo ese beso era capaz de que las nubes pareciesen algodón de azúcar, los gorriones y las golondrinas se tiñesen de alegres colores hasta el punto de parecer especies tropicales, las cartas se llenaran de versos de amor, buenas noticias y palabras alegres, la masa se convirtiera en pan y bollitos que sabían a sueños recién hechos... ¡Incluso que la señora Isabel, que siempre estaba seria y vestía de negro, se paseara con una chaqueta de flores, un pañuelo de lunares y una sonrisa de oreja a oreja mientras de su bolsillo salían mariposas de colores que revoloteaban a su alrededor!

Para mí, este bello cuento nos ensalza el poder de los besos y el cariño. ¿Qué no se consigue con besos y amor? Además, en los tiempos que corren, cuando muchos papás y mamás no pueden pasar tanto tiempo como desearían con sus hijos, se hace del todo necesario que ese tiempo sea de calidad y lleno de amor. Un amor tan grande y mágico que lo puede todo.


Preciosas ilustraciones para un dulce cuento con un bellísimo mensaje. Un mensaje tan intenso como sólo puede tener el beso de una madre a su hija...

Os deseo que todos podáis disfrutar, cada día de vuestra vida, de un beso antes de desayunar...

¡Ya os contaré nuestra experiencia en clase!

2 comentarios:

  1. Uy...que buena pinta tiene este cuento. Ya estoy deseando q nos cuentes qué tal os va la experiencia.
    Gracias por compartirlo, Elena.
    saludos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...