Botones

Nuestra experiencia: Orejas de mariposa

1 de noviembre de 2014

Esta semana hemos trabajado Orejas de mariposa en nuestro Proyecto semanal Cuéntame un cuento. Ya os dije en la presentación del cuento que era un cuento corto, con poco texto, pero con un mensaje muy importante para trabajar con los peques. Aunque no quiero repetirme, así que os contaré cómo nos ha ido en clase.

Principalmente hemos hecho hincapié en el rechazo que tenemos que mostrar ante cualquier tipo de burla, sea por el físico, por un rasgo de nuestro carácter, por algo que hacemos o por alguna característica de nuestra situación personal. Pero también hemos hablado de lo importante que es nuestra reacción ante una burla. A veces los niños responden devolviendo la burla, otras veces pegando, otras veces frustrándose y "haciéndose pequeños"… En fin, hay muchas maneras de reaccionar. Pero Mara le da la vuelta a las burlas y saca siempre algo positivo de todo lo que le dicen. Y lo que más me gusta del cuento es su última frase: "sólo son orejas grandes, pero no me importa", lo cual demuestra que ha llegado a un estado total de aceptación de sí misma. ¡Autoestima a prueba de bombas!

Cuando acabamos de leer el cuento y reflexionar un poco sobre él, le hice una pregunta a mis alumnos: "¿Creéis que los niños van a seguir metiéndose con Mara?". Y todos lo tenían claro: "No".  ¿Y ha tenido que devolver burlas, pegar o sentirse mal para conseguirlo? Tampoco. Al final todos sabemos que las burlas sólo tienen continuidad si consiguen un efecto en quien las recibe. Pero ella, con su seguridad en sí misma, gana con elegancia la batalla y da una importantísima lección a los niños que se meten con ella.

En fin, espero que mis peques no se burlen de sus compañeros, porque trabajamos mucho ese aspecto, el respeto, la diversidad, que todos somos diferentes (¡afortunadamente!) pero al mismo tiempo iguales, porque no hay nadie mejor que otro… Y también espero que si son objeto de alguna burla sepan ignorarla y tener una reacción adecuada, aunque sólo tengan 6 añitos. Además, ellos saben que ante situaciones no adecuadas y que no podemos tolerar (aunque no se lo hagan a ellos sino que sean testigos), siempre tienen que contarlo a un adulto, que eso no es chivarse, es para ayudar. Pero, aún así, me gusta que tengan estrategias para resolver los conflictos ellos mismos, o mejor aún, para evitar los conflictos antes de que sucedan.

Bueno, y aquí os dejo el vídeo que hemos preparado para contaros este cuento.

- Lola interpreta a Mara.
- Haizea, Claudia, Suyay, Keyla y Jaime interpretan a los niños que se burlan de ella.
- Yo interpreto a la estupenda mamá, que le da alas a Mara para superar las dificultades.

¡Esperamos que os guste!

8 comentarios:

  1. ¡Me he encantado! Es una gran actividad para tus niños hacer estas "lecturas interactivas", que suerte tienen tus niños...

    ¡Un muackiles!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Sonia. Sí, ¡es genial todo el proceso de elaboración de los vídeos!
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Conocía este libro, pero voy a verlo con mi hijo en tu Aula. Eres estupenda, haces un trabajo maravilloso y ya te dije el otro día que no sé cómo no te había conocido antes -tengo pendientes tus entradas anteriores, no me olvido-. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Es maravilloso recibir comentarios así, que siempre me animan a continuar.
      Espero que disfrutes con los vídeos de los cuentos. Mi hijo es el fan nº1. ¡No para de pedírmelos!

      Eliminar
  3. Me encanta este libro.

    ResponderEliminar
  4. El otro día mi hijo vino llorando a buscarme. Lloraba con tanto dolor, que no podía ni hablar. Pense que se había hecho daño, o que le había pegado... al final conseguí tranquilizarlo y que me explicara el motivo de sus lágrimas: sus amigos se habían burlado de él... se me cayó el alma a los pies! Ahora mismo voy a comprar este cuento y también se lo voy a recomendar a la profesora. Creo que debemos ser intransigentes con las burlas. Nadie las merece. Aunque también hay que educar para saber afrontarlas, porque nunca estaremos exentos de ellas... un abrazo agradecido! Anna

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Siento la dolorosa experiencia de tu hijo y coincido contigo: creo que es importante tanto trabajar para evitar que este tipo de acciones se lleven a cabo, como para saber afrontarlas cuando inevitablemente suceden. Yo, personalmente, soy bastante tajante con este tema, con cualquier tipo de falta de respeto a los compañeros. Consiento que un niño sea movido, haga "trastadas", etc. ¡Son niños! Pero cuando hacen daño a un compañero (en cualquiera de sus variantes) intencionadamente, soy firme y lo trabajamos profundamente.
      Un abrazo.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...