Botones

Libros y cuentos de la semana

21 de noviembre de 2014

Esta semana, mis alumnos han traído tantos libros y cuentos a clase, que he decidido hacer un post específico para contaros todas sus aportaciones. Además, algunos libros que traen a clase, no podemos leerlos (libros con mucha información sobre un tema, o libros de lectura), así que los miramos, los comentamos o leemos algunos fragmentos. Pero esta semana han traído varios cuentos, y esos sí los hemos podido leer y disfrutar al completo :-)

El primer cuento nos lo trajo Lola. Se titula "Les princeses també es tiren pets" (Las princesas también se tiran pedos). Enseguida me percaté que era un cuento de una biblioteca, por lo que le pregunté si era suyo. Y me dijo que no, que lo había sacado prestado de la biblioteca, ya que era socia. Vino genial porque estuvimos hablando de las ventajas de ser socio de una biblioteca, y de la cantidad de lectura gratuita a la que podíamos acceder. ¡Espero que muchos otros alumnos tomen nota y se aficionen a tan buena práctica!


Aquí podéis adquirir el libro Les princeses també es tiren pets
Aquí podéis adquirir el libro Las princesas también se tiran pedos


Este original cuento empieza con una niña que le pregunta a su padre, horrorizada, si las princesas se tiran pedos. Que lo había oído en el colegio y que no podía ser verdad. Su padre le responde que cree que sí, pero va a buscar un libro que les resolvería todas las dudas: El libro secreto de las princesas. En él se narran todas las anécdotas gastrointestinales y las flatulencias de las más famosas princesas. Cuenta cómo a Cenicienta se le escapa un pedo cuando el príncipe la coge por la cintura en el baile, ya que el vestido era muy estrecho, pero cómo el príncipe no se da cuenta porque coincide con las campanadas... cómo la Sirenita tiene mucho más fácil disimular sus flatulencias entre las burbujas... En fin, no seré yo quien desvele todos los secretos ¡porque los encontraréis en el cuento! ;-)

Teo nos trajo un libro de un personaje muy conocido de la literatura infantil. ¡Y no podía ser otro que Teo! Se titula "¿Qué hora es, Teo?"


Aquí podéis adquirir el libro ¿Qué hora es, Teo?

En su caso se trataba de un cuento-reloj, en el que puedes mover las manecillas ¡y practicar la lectura de las horas!

Giulia nos deleitó con un cuento que yo no había leído pero que tenía en mi lista de "cuentos pendientes", ya que me lo había recomendado una amiga mía también maestra. Se titula "La gran fábrica de las palabras".


Aquí podéis adquirir el libro La gran fábrica de las palabras

Este romántico cuento está ambientado en un extraño país en el que hay que comprar y tragar las palabras para poder pronunciarlas. Por tanto, la gente habla muy poco, especialmente si no es rica. Además, no todas las palabras valen lo mismo. Aquellas palabras que valen menos, suelen ser las que nadie emplea, y a veces no resultan útiles para lo que quieres decir. También hay época de rebajas, pero pasa un poco lo mismo; en las rebajas ya quedan aquellas palabras que nadie ha querido comprar.

Diego necesita palabras para abrir su corazón a la hermosa Aura, pero para decirle lo que realmente quiere ¡necesita una fortuna que no tiene! ¿Cómo escoger las palabras adecuadas?

Me pareció un cuento muy bello y de lo más poético. Nos transmite la magia de las palabras y nos hace valorar lo que tenemos. Por otra parte, creo que nos puede hacer pensar que muchas veces hablamos por hablar, sin decir nada realmente útil. ¿A que eso no lo haríamos si tuviéramos que pagar por cada palabra que pronunciamos? En el caso de poder decir una sola palabra ¿cuál escogeríamos en cada situación? Me parece un fantástico ejercicio para realizar con los niños. Imaginamos situaciones, recreamos historias, y escogemos una sola palabra para cada una. ¿Cuál de ellas transmitiría una información más relevante? ¿O sintetizaría mejor nuestros sentimientos? Para pensar y soñar...

Bruno nos trajo un libro del simpático personaje Pupi, titulado "Pupi y el cabeza hueca".


Aquí podéis adquirir el libro Pupi y el cabeza hueca

Como ya he dicho anteriormente, este tipo de libros no los podemos leer en clase, por falta de tiempo, pero sí leímos la sinopsis y miramos algunas ilustraciones. ¡Parece muy divertido! Además, los compañeros cogen ideas y van viendo diferentes libros que hay en el mercado. Así tienen más donde escoger y si alguno les motiva de antemano, ¡con mucho más gusto lo leerán!

Lola, unos días después, nos trajo otro cuento que cogió de la biblioteca, "La caja de los recuerdos".

En este cuento vemos algunos de los objetos que un niño ha guardado en su caja de los recuerdos, nos cuenta las historias de cada uno de esos objetos y por qué merecen ser guardados de una forma especial. Pero, ¿hasta cuándo guardarlos? ¿Y si les damos otro uso? Otro cuento para soñar...

¿Qué os han parecido las aportaciones de mis peques? Tengo que confesar que a veces me cuesta encontrar tiempo para hacer tantas cosas, y tengo que estrujar un poco el resto de actividades del día para dar cabida a todo. Pero creo que hay cosas que son tan o más importantes que 10 minutos más de libro de texto. La ilusión con la que traen sus libros no tiene precio. Ellos solos, sin darse cuenta, están llevando a cabo una fantástica e improvisada iniciativa de fomento de la lectura. Disfruta el que trae el libro, disfrutan sus compañeros y disfruta la maestra. ¿Y me diréis que tanto placer por la lectura no dará sus frutos? Yo confío en que sí...

Y aprovecho la ocasión para enseñaros algunos de los árboles de Navidad que han traído mis peques. En nuestro colegio, cuando se aproximan estas fechas, tanto maestros como alumnos y familias colaboramos en la decoración del centro. Este año, nuestras familias colaboran realizando en casa con sus hijos un árbol de Navidad para colgar del techo de nuestro pasillo. Lo pueden elaborar con los materiales que quieran y decorar como más les guste. Sólo les hemos dado un tamaño aproximado para que la decoración sea más uniforme. Y aquí tenéis algunos de sus maravillosos árboles. Perdón por la ubicación, porque ahora los tengo colgados de un corcho de mi aula, provisionalmente hasta que lleguen todos, así que no lucen nada. Pero donde tienen que lucir es en el pasillo, cuando los pongamos todos. Prometo foto de la decoración final ;-)


¿A que son preciosos? Goma eva con purpurina, alambre recubierto de terciopelo, cartulina, algodón, madera... ¡Hay de todos los tipos! Quiero dar las gracias a las familias por su colaboración porque ¡se nota que se han esforzado mucho y que los niños los han hecho con mucho cariño!

¡Seguro que el lunes me llegan muchos más! :-)

4 comentarios:

  1. Apuntados dos que tienen una pintaza....! Me encantan La gran fábrica de las palabras y la caja de recuerdos. Muchas gracias x estas recomendaciones. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡De nada! ¡Y son recomendaciones de mis niños! ;-)

      Eliminar
  2. Me gusta todo lo que haces con tus niños y esto de los cuentos es el no va más. El de los pedos de princesa y el de las palabras son mis preferidos. Tengo que hacerme con ellos en la biblioteca. Un beso y feliz decoración del colegio , involucrar a los padres no es fácil

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Es verdad que el trabajo con cuentos es precioso y una herramienta para hablar con ellos de un montón de temas de una forma muy accesible.
      En cuanto a los papás, no tengo queja ninguna. Les veo súper involucrados en la educación de sus hijos y en todo lo que realizamos en el colegio. Siempre he creído que es una de las prioridades de la escuela: profes y padres caminar de la mano.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...