Botones

¿Cómo nos ven los demás?

24 de septiembre de 2014

Ayer actualicé el apartado Mi grupo del blog, con las fotos y nombres de mis alumnos. ¡Un súper equipo! Pero además de enseñaros lo guapísimos que son todos, quería contaros algo sobre cada uno de ellos. ¿Y quién mejor que ellos mismos para hacerlo?

El caso es que pensé que quizás sería más interesante que, en vez definirse cada uno a sí mismo, lo hicieran los demás a través de una actividad: ¿Cómo nos ven los demás? Y es que a veces, lo que los demás piensan de nosotros, no coincide con nuestro propio autoconcepto.




Eso sí, he puesto una única regla: sólo podíamos decir cosas positivas de nuestros compañeros. Porque para lo que no es tan bueno, ya habrá otras ocasiones, y porque son muy pequeños para hacer críticas constructivas.

¿Y por qué he querido hacerlo de esta manera, escuchando todo lo bueno que los demás piensan de nosotros? Pues por varios motivos, pero principalmente por los siguientes:

- Para romper roles. En todos los grupos se crean invisibles etiquetas que, a mi modo de ver, son indeseables. Te encajan en un rol y parece que ya estás "condenado" a ser así. Si la etiqueta es buena, pues tendrá pocos efectos colaterales, pero ¿y si no es tan buena? (fulanito es hablador, menganito es vago, el otro es pegón...). Y claro, luego los pobres responden a tan nefastas expectativas. 

- Para comprobar que muchas veces los demás descubren en nosotros cualidades de las que no somos conscientes. Y con ello podemos mejorar y ampliar nuestra autoimagen.

- Para subir la autoestima: ¿A quién no le gusta escuchar todo lo bueno que los demás piensan de nosotros? ¡Es una maravillosa inyección de autoestima para todos!

- Para fomentar la cohesión de grupo, escuchando todas las cualidades de nuestros compañeros, viendo que muchas opiniones coinciden, descubriendo aspectos de los demás y de nosotros mismos que desconocíamos...

¡Y seguro que hay muchos otros beneficios!

Como mis alumnos son todavía muy pequeños, la mayoría de cualidades se iban repitiendo, y eso que hemos ido poniendo en la pizarra múltiples ejemplos de cualidades para que les fuera más fácil escoger. Pero otras cualidades han sido totalmente originales por parte de ellos ¡y muy acertadas! No obstante, creo que en alumnos de cursos más elevados, los efectos positivos pueden ser mucho mayores. En todos los grupos hay alumnos más "populares" y líderes, y otros que pasan más desapercibidos. ¿Y no tiene que ser maravilloso que un compañero te diga, por ejemplo, que te preocupas por los demás porque te interesaste por su estado de ánimo un día que estaba triste o lo necesitaba? Os aseguro que pueden surgir situaciones preciosas y que pueden ayudar, especialmente, a aquellos alumnos que se sienten, por decirlo de alguna manera, menos aceptados en el grupo.

Bueno, ya no me extiendo más. Vamos a ver qué opinan mis alumnos sobre cada uno de sus compañeros:

- Haizea: es guapa, amistosa, generosa y tranquila.
- Jaime: es gracioso, juega bien a fútbol, es tranquilo y alegre.
- Teo: es buen amigo y compañero, guapo, es bueno jugando a fútbol y trabaja muy bien en clase.
- Suyay: es guapa (alguno ha mencionado que siempre va bien peinada), tranquila, buena amiga y alegre.
- Biel: es generoso (porque regala cosas), responsable, amistoso y juega bien a fútbol. ¡Ah! y han comentado que tiene una casa muy bonita. Les he explicado que eso no es una cualidad de su persona, pero que ¡está fenomenal y que le dejamos que nos invite! ;-)
- Keyla: es guapa, lista, generosa, buena compañera, baila muy bien y ¡hace unas pulseras chulísimas! Doy fe, que llevaba un montón de ellas puestas.
- Pablo C: es generoso (regala canicas), amistoso, buen amigo y gracioso.
- Bruno: es buen compañero, guapo, gracioso, inteligente y divertido.
- Carlos G: es gracioso, buen amigo y compañero, responsable y pinta muy bien.
- Lola: es guapa, lista, ayuda a los compañeros, trabaja muy bien, es amable y muy buena leyendo y en matemáticas.
- Nico: juega bien a fútbol (han concretado su principal habilidad, diciendo que marca muchos goles), es gracioso, simpático y responsable.
- Adrián: es gracioso, trabajador, juega bien a fútbol, es alegre y simpático.
- Claudia: es guapa, simpática, amistosa, tranquila y juega muy bien (es decir, que es buena compañera de juegos).
- Luis: es buen amigo, juega bien a fútbol, es inteligente, guapo y alegre.
- Eric: es generoso (también regala canicas), guapo, gracioso y buen amigo.
- Óscar: es guapo, buen amigo, trabaja muy bien, es responsable y gracioso.
- Marc: es amistoso, bueno en karate, gracioso, simpático, amable, guapo y responsable.
- David: es gracioso, juega bien a fútbol, es amable y guapo.
- Giula: es guapa, simpática, amistosa, tranquila y divertida.
- Marco: es rápido haciendo el trabajo de clase (y además lo hace fenomenal), responsable, generoso, paciente y buen compañero.
- Toni: es amistoso, buen amigo y compañero, alegre, juega bien a fútbol (han concretado que de portero), es simpático y responsable.
- Carlos S: es simpático, gracioso, juega bien a fútbol y es explorador. ¡Y trae libros a clase para compartir!
- Pablo S: es alegre, generoso, gracioso e inteligente.
- Joshua: tiene un buen corazón, es buena persona, tranquilo, gracioso, amable y generoso.

¿Qué os parece? ¡Unas joyas! Eso sí, me ha hecho gracia que lo primero que decían de todas las niñas es que son guapas (¡claro! si es que están muy solicitadas...) y que con los chicos puedo montar un equipo de fútbol (con sus reservas y todo, jeje).

¿Y qué opinan de la profe? Pues me ha sorprendido la lista de cualidades, además de los detalles en los que se fijan: simpática, guapa, con los ojos muy bonitos, inteligente, con el pelo suave, generosa, responsable, paciente, cariñosa, tranquila... ¡Ah! También que me maquillo muy bien (eso ha salido de las niñas) y que llevo unos zapatos muy bonitos (¡y eso ha salido de un niño!). Para comérselos, que a la profe también le gusta que le digan cosas bonitas.

En fin, que aquí quedan plasmadas nuestras cualidades para tenerlas bien presentes. ¡Y os puedo asegurar que tenemos muchas más! ;-)

4 comentarios:

  1. Una actividad muy bonita y motivadora. ¡Tomo nota!. Gracias Elena ;-)

    ResponderEliminar
  2. Anda! Esto lo hice la semana pasada pero es el "Abanico de mis cosas buenas". Es una dinámica de grupo que yo hice con 20 y pocos años en un curso pero que es aplicable a todas las edades. Cada uno se hace un abanico (en Plástica estamos con la papiroflexia) y lo va pasando a sus compañeros que en cada doblez escribirán algo bueno de ese compañero. Se fueron con una sonrisa de oreja a oreja todos. :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suena fenomenal. De hecho, me suena haberlo visto en algún sitio, si no es con un abanico, con algo similar. Seguro que a principios del curso que viene repito la actividad, porque en principio continuaré con mis alumnos. De esta manera, podremos comparar cómo se percibían a principio de primero y cómo lo hacen un año después. ¡Seguro que surgen nuevas cualidades!
      ¡Un abrazo!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...