Cuéntame un cuento: El caballero que no tenía caballo

Por fin os traigo un nuevo cuento dentro del Proyecto Cuéntame un cuento. Y digo "por fin" porque hace ya muuuucho tiempo que tengo el audio de este cuento grabado pero, por unas cosas o por otras, no había acabado el montaje ni escrito el post. El cuento del que os estoy hablando es "El caballero que no tenía caballo" y su autor es Javier Sáenz Pinillos (el mismo del exitoso "Mi camita"). Está ilustrado por Ana Sáez del Arco.


El caballero quiere rescatar a la princesa que el malvado dragón tiene encerrada en su cueva. Pero, para enfrentarse al dragón, necesita un caballo. Así que se va al mercado. Con lo que no contaba es que ningún caballo estaría dispuesto a ayudarle.

Un libro infantil sobre la mentira, sobre la solidaridad o sobre cómo la colaboración conduce más fácilmente hacia el éxito.

Divertidísimo y maravillosamente ilustrado, reúne todos los ingredientes para llegar a convertirse en uno de los cuentos favoritos de los niños.


Aprovechando la reciente elaboración del videocuento, he vuelto a trabajar este libro con mis nuevos alumnos de primero de primaria. Y tengo que decir que les ha gustado mucho.

¿Qué vais a encontrar en este cuento? Pues, desde mi punto de vista, es un cuento sencillo, accesible y divertido. Es decir, para mí no es uno de esos cuentos entrañables o poéticos que cautivan el alma, pero no por ello deja de ser una herramienta fantástica para trabajar con los alumnos múltiples aspectos desde un lenguaje que les encanta.

Este cuento está escrito en rima. Esto es algo que engancha, la magia de las rimas. Textos cortos y sencillos pero que no dejan indiferentes a los más peques.

En cuanto a la trama, el punto de partida del cuento es un caballero que quiere rescatar a una princesa que un dragón tiene presa. Sin embargo, necesita un caballo para conseguirlo. Así que se va al mercado en busca de un caballo.

Pide ayuda nada más y nada menos que a 6 caballos. Todos y cada uno de los caballos tienen alguna cualidad única que puede ser de gran ayuda para vencer al dragón, y así lo destaca el caballero (esta parte me encanta porque sirve para trabajar con los alumnos que todos tenemos algo en lo que destacamos. Todos y todas, sin excepción, somos buenos en algo y esto resulta útil para algo). Sin embargo, también todos y cada uno de los caballos inventan una disparatada excusa para no ayudarle.

Menos mal que el caballero, finalmente, encuentra a alguien que está dispuesto a prestar su ayuda... Pero no quiero contar más porque el final es sorprendente y, al menos para mis alumnos, desternillante. Además, el final nos enseña que las apariencias engañan. Y nos deja claro lo inútil de los prejuicios. A veces, quien menos te esperas, puede ser el héroe del cuento.


A partir de la lectura del cuento, he preguntado a mis alumnos qué les había parecido la actitud de los caballos (llama la atención cómo muestran su mejor cara en la primera ilustración en la que aparecen y cómo cambian por completo su actitud y su postura al girar la página). Y lo cierto es que lo tenían claro: los caballos podrían haberle ayudado si hubiesen querido. Entonces les he preguntado por qué creían que los caballos habían mentido para no ayudar al caballero. Y también lo han tenido claro: tenían miedo de enfrentarse al dragón. Así que no he podido evitar la siguiente pregunta: ¿y es malo tener miedo?

Aquí ha habido diversidad de opiniones, algunos decían que sí y otros decían que no (no os preocupéis, que en unos meses todos tendrán clarísima la respuesta 😉). Pero hoy les he tenido que aclarar que no tiene nada de malo tener miedo. Es más, el miedo es una emoción innata y necesaria. TODOS tenemos miedo. El problema aquí no es el miedo. El problema, en este caso, ha sido la mentira. No hubiera pasado nada si los caballos hubieran admitido su miedo. Entonces, ya se vería si se enfrentan a él o no, pero bueno, eso ya cambiaría la historia, jeje.

Sin embargo, el debate a ido a más. ¿Qué pasa cuando nos equivocamos y mentimos o ponemos excusas? Muchas veces no queremos aceptar lo que hemos hecho por miedo a las consecuencias. Sin embargo, hemos recordado que hay que ser responsables y asumir nuestros errores. No es fácil, ¿eh? 

En cuanto a las ilustraciones, son muy expresivas y siempre tienen algún detalle en el que fijarte. Por ejemplo, en todas las páginas nos acompañan 3 simpáticas criaturas que han desatado las risas de mis pequeños alumnos. Han acompañado al caballero en todo momento en su incansable búsqueda de ayuda para vencer al dragón y, en el momento decisivo, ¡también han puesto su granito de arena! Aquí las tenéis:

Aunque ya aviso que no es lo único que encontraréis en segundo plano. Algún que otro bichillo también nos acompañará en el viaje.

Y poco más que contar, que si no, ¡lo desvelo todo todito! Lo mejor, llegados a este punto, es que disfrutéis vosotros mismos del cuento.



¡Ah! Y para quien quiera ir más allá... ¿Qué opináis de que sea un caballero el que rescate a la princesa? ¿Hay que quedarse en lo clásico o conviene "modernizarse"? Quien quiera abrir debate con sus alumnos, ¡tenéis temazo!

Me pregunto si existe algún cuento de alguna princesa que rescate a un caballero...


Aquí si quieres adquirir el libro El caballero que no tenía caballo



CONVERSATION

6 comentarios

  1. Hola, muchas gracias por tus apoyos son de gran ayuda en los procesos de interaccion con los niñ@s y sus padres

    ResponderEliminar
  2. Hola, soy maestra de primaria, de los más peques de primaria.
    No conocía este cuento, no me suena haberlo visto en las librerías.
    Pero me parece interesante porque es repetitivo y es muy gracioso.
    Y tiene un contenido que, como dices, se presta al debate con niños pequeños.
    Muchas gracias por la aportación.
    Ana, Oviedo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana. Me alegro de que te haya gustado. Sin duda, la repetición y la rima es un gran recurso para los más pequeños. Y el toque de humor, ¡siempre gusta!
      Un saludo,
      Elena.

      Eliminar
  3. No se si lo conoces, pero te recomiendo este cuento para princesas que no siempre son salvadas por caballeros. Un saludo..

    http://www.super3.cat/unamadecontes/conte/Tatxi-Tatxo-i-la-draga-Draga/catala/333

    ResponderEliminar

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *