Cuéntame un cuento: Mi camita

¿Qué tal el puente de mayo? Hoy empezamos una semana "más cortita" con un nuevo cuento que se suma al Proyecto Cuéntame un cuento: Mi camita. Lo trabajamos hace ya varias semanas, pero ya sabéis, tengo que encontrar un hueco para montar el videocuento 😉. Eso sí, si os gusta tanto como les gustó a mis alumnos, ¡la espera habrá valido la pena!


"Este cuento está basado en la historia real de una niña y su camita.
Esta niña aprendió que durmiendo cada noche en su camita era muy feliz, porque su camita la quería muchísimo.
Una historia que puede servir de ejemplo a los millones de niños que no quieren dormir solos en sus camitas, para que entiendan las muchísimas ventajas y lo maravilloso que es dormir solos en sus camitas".

Hace unos meses, Javier, el autor de este cuento, se puso en contacto conmigo para preguntarme si me interesaría recibir un ejemplar de dos cuentos que había autopublicado, porque pensaba que podían resultar de interés para mis alumnos. Los acepté encantada, aunque tenía claro que no hablaría de ellos en el blog si no encajaban a la perfección, puesto que hasta el día de hoy, absolutamente todos los cuentos y libros de los que he hablado en el blog, los he seleccionado, comprado y pagado yo misma. Quería dejar claro este aspecto, puesto que para mí es fundamental ser transparente, y jamás os hablaría de un material que no me ha gustado (por mucho que me lo hayan regalado) porque, para empezar, si no me atrae, directamente no lo emplearé en el aula.



Dicho esto, es curioso cómo nuestras expectativas no siempre se ajustan a la realidad. De los dos cuentos que recibí, a mí, personalmente, me llamó más la atención el otro (sí, tranquilos, también os hablaré de él próximamente). Sin embargo, los alumnos, aunque estuvieron encantados con los dos, mostraron mucho más entusiasmo con este.

Esta bonita historia nos habla de una niña y de la preciosa relación de amistad que mantiene con su camita. Bueno, amistad, complicidad, ayuda y cuidado mutuos... Curioso, ¿verdad? Pues bien, mis alumnos disfrutaron muchísimo con esta historia, y más de uno exclamaba: "¡qué camita más chula!", "¡yo quiero una cama como esta!".

El libro tiene como objetivo que los niños y niñas duerman solitos en su camita (ya sabemos que en algunas casas es una lucha continua), sin embargo, que no se asusten aquellos papás o mamás que apuestan por un estilo de crianza con apego y que defienden el colecho. No estoy hablando de bebés y yo, personalmente, creo que cada familia es un mundo y que tiene que hacer aquello que les funciona y les hace sentir bien (a todos sus miembros). Sin embargo, lo cierto es que a medida que los niños van creciendo y madurando, antes o después terminan durmiendo en su propio espacio. Y este cuento trata ese espacio propio como un lugar mágico, como un lugar seguro, un refugio... Presenta todo aquello que el niño necesita para sentirse tranquilo y dormir a gusto.

Además, al terminar el cuento, nos ofrece unas pautas para que el niño cuide y se responsabilice de su camita. Unos hábitos muy saludables que, además, si el niño interioriza, puede aplicar en otros contextos y con otros materiales o juguetes.

Y ¿cuándo recomiendo yo leer este cuento? Pues, naturalmente, ¡justo antes de irse a dormir! Siempre he pensado que no hay mejor manera de despedir el día con los hijos que en la camita, leyéndoles cuentos o compartiendo historias. ¡Se crea un clima de ternura, seguridad y complicidad incomparable! Y si la historia nos "vende" las bondades de su camita... 👌 

Y llegados a este punto, creo que estaréis deseando conocer con detalle este cuento. Para ello, una vez más, mis alumnos os lo narran en el videocuento que os hemos preparado. En esta ocasión, como el cuento tiene muchas páginas, han podido participar todos los alumnos de la clase (menos Teresa, que la semana que grabamos no estuvo en clase). La mayoría no dicen más que una frase, ¡pero ahí están todos aportando su granito de arena! 

Como también tenía ganas de compartir con vosotros las pautas que salen al final del cuento (creo que es importante que los niños las oigan para interiorizar todo), en vez de leerlas yo, le ofrecí a mi hija Paula que las leyera y aceptó encantada. Así que, por segunda vez en la historia de los videocuentos, contamos con su colaboración 😀

¡Aquí tenéis el resultado!


¡Ya me contaréis si a los niños les ha gustado!

GuardarGuardar


CONVERSATION

8 comentarios

  1. Qué curioso Elena, te sigo un montón y resulta que ya tenemos este cuento!
    A mi hija de 3 años se lo regaló un familiar hace como 3 meses.
    Y la nena es que de verdad que casi cada noche lo pide y le encaaaantaaaa.
    Y además es que ha servido para que ella duerma sola en su cama. Y yo es que cuando la nena dijo que quería dormir sola yo no me lo podía creer.
    En fin, me ha llegado la notificacion de que has publicado algo sobre este cuento y enseguida queria dejar mi opinion.
    Un beso y sigue trabajando tan bien, es una delicia escuchar a los nenes en los videos tan bonitos que haces.
    Nuria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Oh, Nuria! ¡Qué iusión me hace lo que me cuentas!
      La verdad es que yo no he comprobado si sirve para "convencer" a los niños de que duerman solos, porque mis alumnos, por edad, ya tienen esa etapa superada. Sin embargo, me encantó la delicadeza del cuento y la presentación de la camita como ese maravilloso lugar de bienestar.
      ¡Así que tu comentario me parece muy valioso por tu experiencia!
      Me alegro mucho de que disfrutes del blog y espero que tanto tú como tu hija podáis seguir disfrutando con nuestras historias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Hola, buenas noches...
    Me ha encantado el vídeocuento...un diez para esas voces tan preciosas y esa mano amiga y adulta que las ha reunido.
    Me lo pido para mis chiquitines. Gracias.

    ResponderEliminar
  3. Elena, te saluda Omar desde Madrid.
    Dejame decirte que he flipado bastante con esta "propuesta" y me decido a dejarte un comentario.
    Cuando nuestro niño tenia 4 años buscamos libros que nos ayuden para que se acueste solo.
    Es un tema controvertido, hay defensores a ultranza del colecho y luego quienes buscaban que sus niños durmieran solos muchos escribian comentarios muy agresivos en los libros del doctor Estevill, un metodo que adquirimos y que también a nosotros nos pareció horroroso o incluso en otros libros más "amables", recuerdo un libro titulado "dormir sin lagrimas", la gente dejaba comentarios del tipo "este libro horrible no funciona", "este libro es una perdida de tiempo", etc.
    Pues claro, cada niño es un mundo y finalmente ningun libro es una medicina y no con todos los niños funciona un metodo u otro. Y claro supongo que hay niños con los que no funciona ningun metodo.
    He visto el video de este libro que presentas aqui, y como te digo he flipado bastante. Lo he visto entero dos veces seguidas.
    Se podria hacer un estudio completo de psicoanalisis del librito. Aunque no lo parezca, trata monton de temas, tela marinera. Y lo hace desde la serenidad, con un ritmo pausado. Muy bueno.
    Lo primero más que cuento parece un libro de autoayuda para niños de 3 o 4 años. Todos los cuentos lo son, pero este claramente me parece una apuesta en ese sentido. Ese enfoque me parece original, sorprendente. Mas inteligente que los metodos que yo conocí.
    Luego he entrado en Amazon donde venden el libro y he hallado comentarios agresivos contra el libro, jajaja ya lo imaginaba, como siempre en plan "este libro es un timo y no funciona" pero en realidad no tantos como esperaba sino que hay muchos mas alabando el libro y diciendo que funciona, como la amiga que ha escrito el comentario anterior. Supongo que este libro puede funcionar porque este libro apela a la imaginacion del niño y le lleva a confiar en su cama porque es la cama la que tiene en el libro la responsabilidad de defender a la niña.
    Es un tema muy muy interesante. A nosotros ya no nos servira pero me ha gustado conocer este libro y saludarte.

    ResponderEliminar
  4. Precioso Elena, te sigo desde hace tiempo y me encanta todo lo que haces. Muchas gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  5. Elena, qué maravillosos tus neneeeeeesssssss. No conocía este cuento. Me parece un recurso muy interesante. ¡Gracias!

    ResponderEliminar
  6. Precioso como siempre.
    Amor Reyero. Madrid

    ResponderEliminar
  7. Hola Elena,
    Soy una nueva descubridora de tu blog, pero tienes en mí una futura seguidora. Me ha gustado mucho el trabajo que haces con tus niños para que lean y disfruten de los cuentos. Ante todo, ¡MUCHAS GRACIAS POR COMPARTIR TU FANTÁSTICO TRABAJO!

    Isa

    ResponderEliminar

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *