Botones

Calendario de adviento de buenos propósitos

19 de noviembre de 2015

Hoy quiero mostraros una actividad que hemos preparado para las próximas semanas: un calendario de adviento de buenos propósitos.

Casi todos los niños de hoy en día conocen el calendario de adviento. Los establecimientos están repletos de ellos, especialmente de aquellos rellenos de chocolatinas. ¿Pero saben realmente los niños lo que significa el adviento? Nosotros sabemos que el adviento es un periodo de preparación espiritual antes de la Navidad, y sin entrar en temas religiosos, creo que es bonito enseñarles a los niños a preparar nuestro corazón para la Navidad. Cada año intento que mis alumnos entiendan que la Navidad es algo más que pedir regalos a Papá Noel o a los Reyes Magos. Son fiestas especiales, para estar en familia y reunirnos con los nuestros, y también para hacer un balance del año y marcarnos nuevos objetivos para el año nuevo. Así que, con Carmen, la profesora de religión, hemos preparado nuestro propio calendario de adviento, lleno de buenos propósitos, ya que siempre nos gusta ir más allá y sacarle jugo a ese otro significado que tiene la Navidad y que a veces olvidamos.


Traducción de la ficha proporcionada por Carmen:

"EL ADVIENTO


La palabra ADVIENTO significa LLEGADA, se refiere a la llegada de la fiesta de Navidad y empieza el domingo posterior al 26 de noviembre hasta el 24 de diciembre. 

El ADVIENTO es un tiempo de espera y preparación para una fiesta importante: NAVIDAD. Siempre nos preparamos para la llegada de la Navidad decorando nuestras casas y calles. El adviento nos invita a prepararnos interiormente intentando SER MEJORES PERSONAS. 

Tradicionalmente se preparaba para este tiempo una corona de flores llamada "corona de adviento" y desde 1908 se hacen calendarios de adviento que con sus ventanas proponen cada día la práctica de un buen propósito".

Para realizar nuestro calendario, lo primero que hicimos fue reflexionar sobre el periodo del adviento y debatir qué podíamos hacer para mejorar un poquito y dar lo mejor de nosotros mismos. Decidimos marcarnos un propósito para cada día del adviento. Ese propósito tenía que ser concreto y realizable por todos. Es decir, que no nos servía proponernos "ser el niño más bueno del mundo" porque a ver cómo conseguimos eso (habría que estar pendientes de demasiadas cosas) y sobre todo ¡cómo comprobamos que lo hacemos!, ni "cuidar especialmente a mi mascota", ya que no todos tenemos mascota.

Y puestas las reglas, cada niño de la clase dijo un propósito y lo escribió en una tarjeta, haciendo un dibujo por la otra cara. Aquí tenéis algunos ejemplos:



Como tengo 25 alumnos, nos han salido 25 propósitos, así que el lunes 30 de noviembre empezaremos a cumplir nuestro primer propósito y terminaremos con el último propósito el día 24 de diciembre. Cada día TODOS cumpliremos el mismo propósito, de manera que podemos ayudarnos a recordarlo los unos a los otros. Este es el listado definitivo de buenos propósitos que conforman nuestro calendario de adviento:

  • Haizea: "Hoy sonreiré más".
  • Jaime: "Hoy no me quejaré de la comida y me lo comeré todo".
  • Teo: "Hoy haré la letra lo mejor posible".
  • Suyay: "Hoy pediré las cosas por favor".
  • Biel: "Hoy hablaré menos y escucharé más".
  • Keyla: "Hoy estaré muy alegre".
  • Pablo C: "Hoy diré a mis padres que los quiero mucho".
  • Bruno: "Hoy animaré a todos".
  • Carlos G: "Hoy escribiré 3 objetivos para el 2016".
  • Lola: "Hoy me esforzaré más en clase".
  • Nico: "Hoy seré educado".
  • Adrián: "Hoy pediré perdón siempre que me equivoque".
  • Claudia: "Hoy daré siempre las gracias".
  • Luis: "Hoy perdonaré y daré una nueva oportunidad a quien me ha hecho daño".
  • Ares: "Hoy prohibido quejarse".
  • Óscar: "Hoy compartiré mis cosas".
  • Marc: "Hoy obedeceré a la primera".
  • David: "Hoy estaré muy atento en clase y cuando realice mis trabajos".
  • Giulia: "Hoy ayudaré a mis papás en las tareas de la casa".
  • Marco: "Hoy haré una lista de agradecimientos por todas las cosas buenas que tengo".
  • Toni: "Hoy intentaré no pelearme".
  • Carlos S: "Hoy respiraré y contaré hasta 5 antes de hacer las cosas sin pensar".
  • Pablo Sa: "Hoy ayudaré a los demás".
  • Pablo S: "Hoy seré amable con todo el mundo".
  • Joshua: "Hoy seré totalmente sincero".

Como os he comentado antes, cada alumno escribió su propósito en una tarjeta e hizo un dibujo relacionado con él en la otra cara de la tarjeta. Después, metimos las tarjetas en sobres de colores y los colgamos con unas pinzas con el número del día dentro de un corazón. ¡Son nuestros mejores propósitos y ponemos todo nuestro corazón en ellos!


Así que ya estamos listos. Cada día, a las 9 de la mañana, al llegar a clase, abriremos 1 sobre y leeremos el propósito para ese día. No siguen el orden de arriba, sino que están colocados al azar, aunque he tenido en cuenta que algunos caigan entre semana o en fin de semana en función del objetivo (por ejemplo, ayudar a los papás en las tareas de casa resulta más práctico en fin de semana, y estar más atento en clase requiere que sea un día de colegio). Una vez abierto el sobre, escribiremos nuestro propósito en la agenda de clase (y yo también lo escribiré en la agenda del blog para que podáis ver cada día nuestro propósito y acompañarnos si lo deseáis). Los viernes también anotaremos en la agenda los propósitos del fin de semana, ¡así que los papás debéis estar atentos y ayudar a vuestros hijos a cumplirlos! Por otro lado, también anunciaré nuestro propósito del día en las diferentes redes sociales del blog, ¡pero no escribiré un post cada día con el propósito! Así que si no usáis redes, os recomiendo ir a la agenda a través de su enlace del margen derecho del blog.

Y aunque nos marcamos un objetivo al día y es en ese en el que debemos centrarnos para poder cumplirlo, vamos a intentar, en la medida de lo posible, integrar todas esas acciones en nuestro día a día. ¡Nos ayudaremos unos a otros!

¿Os gusta nuestro calendario de adviento de buenos propósitos? ¿Os animáis a cumplirlo vosotros también? Y si algún propósito no os convence o no se adapta a vuestras necesidades, ¡siempre podéis cambiarlo por otro!

Y, por supuesto, este calendario de adviento es compatible con el calendario de adviento de chocolate. ¡A nadie le amarga un dulce y el adviento también es un periodo de alegría! ¡Además, puede ser un buen premio para acabar el día después de nuestro esfuerzo para cumplir el propósito!

¡Feliz Adviento!

6 comentarios:

  1. Me ha encantado Elena, un proyecto muy bonito de cara a la Navidad y a todo el año!!! Lo tendremos en cuenta en alguno de nuestros días del calendario de adviento!!! Un besoooo y enhorabuena!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Emilia. ¡Estaré atenta al tuyo!
      ¡Un besazo!

      Eliminar
  2. Me encanta la idea Elena! Creo que te voy a copiar la idea! Jejejeejej. Eso si, lo que tú dices, llevaré un calendario de adviento de los de chocolates y le iré dando al autor del propósito en cuestión!
    Ojalá esta Navidad venga cargadita de cosas buenas!
    Besiños y gracias por compartir siempre tus maravillosas ideas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Copia, copia, que para eso comparto :-)
      Estoy segura de que esta Navidad te traerá todas esas cosas buenas que deseas. ¡Y también el Año Nuevo!
      Un abrazo.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...