Botones

Actividades con euros

13 de mayo de 2015

Esta semana hemos empezado a trabajar actividades con euros. Antes de empezar el tema correspondiente del libro de matemáticas, quise presentar a mis alumnos todas las monedas y billetes, explicarles su valor y empezar a trastear con ellos. Además, quería averiguar cuáles eran sus conocimientos previos, ya que estaba segura de que muchos ya sabían muchísimo sobre nuestra moneda.

Una vez más, me traje un recurso de casa que le compré a mi hija cuando empezó a trabajar los euros en el colegio. Se trata de un simple juego de actividades con euros, que incluye monedas y billetes  en tamaño real. A los niños les encanta manipular las monedas y los billetes, y además, son de plástico resistente. Suyay nos muestra el juego.

Pero antes de abrir el juego, les pregunté cuál era la moneda más pequeña que conocían. No lo dudaron. ¡La de 1 céntimo! De la misma forma, me fueron nombrando todas las monedas y billetes que seguían, de menor a mayor valor: 2 céntimos, 5 céntimos, 10 céntimos, 20 céntimos, 50 céntimos, 1 euro, 2 euros, 5 euros, 10 euros, 20 euros, 50 euros, 100 euros, 200 euros y 500 euros. ¡Son unos cracks! 

Una vez que las teníamos todas apuntadas en la pizarra, nos fijamos en un detalle: ¡siempre se repetían los números 1, 2 y 5! ¡Ahora sí que nos acordaremos de todas!

Con el tema del euro, nos familiarizamos bien pronto con los números decimales (algo que no ocurría cuando teníamos las pesetas. Creo que el primer número decimal que yo vi, fue en 5º curso del extinguido EGB).

En función de dónde coloquemos los números 1, 2 y 5, tendremos todas las monedas y billetes de diferente valor. Puede parecer complicado en un principio, pero muchos de mis alumnos sabían perfectamente que 1,03€ es 1 euro y 3 céntimos. Y 1,30€ es 1 euro y 30 céntimos. Por tanto, quizás sin comprender exactamente el valor y significado de las décimas y las centésimas, para el manejo del dinero lo tienen bastante claro.

Empecemos, pues, colocando los números 1, 2 y 5 en la posición de las centésimas: 0'01, 0'02 y 0'05. Tenemos las tres monedas más pequeñas, las de color cobre, con valor de 1, 2 y 5 céntimos respectivamente. Pablo S, Lola y Pablo C. nos las enseñan.


Seguimos con los números 1, 2 y 5 en la posición de las décimas: 0'10, 0'20 y 0'50. Tenemos las tres monedas siguientes, las de color dorado, con valor de 10, 20 y 50 céntimos respectivamente. Claudia, Teo y Jaime nos las muestran.


Ahora lo más fácil, ponemos los números 1, 2 y 5 en la posición de las unidades: 1, 2 y 5. Tenemos las dos monedas más grandes (plateada con borde dorado y dorada con borde plateado) y el billete más pequeño, con valor de 1, 2 y 5 euros respectivamente. Haizea, Marco y Marc posan orgullosos.


Pasamos el 1, 2 y 5 a la posición de las decenas, que también controlamos muy bien: 10, 20 y 50. Tenemos los tres siguientes billetes, con valor de 10, 20 y 50 euros. Los más comunes. Giulia, Toni y Ares nos los muestran.


Y, por último, ponemos los números 1, 2 y 5 en la posición de las centenas, que no las estudiamos en 1º, pero que mis niños ya conocen: 100, 200 y 500. Y tenemos los tres billetes de más valor, de 100, 200 y 500 euros. ¡Los más deseados! Keyla, Joshua y Eric los tienen en su poder.


Aquí tenemos todos los billetes y monedas.



Una vez presentados todos los billetes y monedas, y explicado en la pizarra su valor, hicimos algunas actividades de las que propone el juego.

Por ejemplo, Carlos G. nos coloca en esta lámina todo aquello que tiene un valor mayor de 10€.


Óscar, en este otro ejemplo, coloca en la lámina lo que tiene un valor menor de 5€. ¡Todas las monedas!


Adrián, en este otro caso, tiene que escoger aquellas monedas y billetes que tengan un valor mayor de 0'50€, es decir, de 50 céntimos.


Aquí, Biel, se va de compras al súper. Y tiene que pagar un filete de carne que vale 3'70€ con 4 monedas.


¡Fenomenal, Biel! Una moneda de 2€, una de 1€, una de 50 céntimos y una de 20 céntimos.

Bruno hace lo propio con unas golosinas que valen 1'65€.


¡Genial! Una moneda de 1€, una de 50 céntimos, una de 10 céntimos y una de 5 céntimos.

Ahora, Carlos S, compra unos sabrosos tomates por 1'80€. ¿Cómo pagará?


¡Sin despeinarse! Una moneda de 1€, otra de 50 céntimos, otra de 20 céntimos y, por último, una de 10 céntimos. ¡Chupado!

Suyay lo tuvo un poco más difícil para comprar una barra de pan de 1'03€, porque la forma más fácil sólo tiene 3 monedas. Tuvo que buscar la fórmula en que le saliesen 4 monedas.


¡Chapeau! Cambiamos la moneda de 1€ por dos de 50 céntimos, y luego completamos el pago con una moneda de 2 céntimos y otra de 1 céntimo. También hubiera servido poner la moneda de 1€ y luego tres de 1 céntimo.

Pablo S. también tuvo que buscar una opción alternativa para pagar la tartaleta de piña de 2'60€ con 4 monedas, porque su primer impulso fue coger la moneda de 2€.


No ha sido difícil. Dos monedas de 1€, una de 50 céntimos y una de 10 céntimos. Aunque si hubiera cogido la moneda de 2€, como pretendía en un principio, también lo podría haber resuelto, añadiendo una moneda de 50 céntimos y dos de 5 céntimos. O tres de 20 céntimos.

Lola compra una botella de agua que vale 0'85€.


Perfecto. Una moneda de 50 céntimos, una de 20 céntimos, una de 10 céntimos y una de 5 céntimos.

Pablo C. realizó un ejercicio más complejo. Cogió una lámina con diferentes billetes y monedas, fue colocando los billetes y monedas correspondientes encima, y luego tuvo que adivinar el total del dinero que había sobre la lámina.


Muy rápidamente, Pablo dijo que había 33'98€, pero cuando le dije que no era correcto, enseguida se dio cuenta del fallo. ¡Eran 33'88€! ¡Súper!

Por último, Claudia y Teo recrearon la compra de un libro. Cogimos un libro mío y decidimos un precio: 19'37€. Claudia era la vendedora. Teo, en un primer supuesto, pagó con el dinero justo.


Claudia comprobó que era correcto. Pero luego, pensamos que no siempre llevamos el dinero justo en la cartera, por lo que Teo pagó con un billete de 20€ y Claudia tuvo que devolverle el cambio.


El tema del cambio es un poquito complicado mentalmente, pero nosotros siempre restamos con la fórmula "cuánto falta para llegar a...", es decir, que si tengo que hacer 9 menos 3, cuento a partir del 3 hasta el 9. Voy hacia delante. En el caso del cambio, lo hicimos igual. Contamos a partir de 37 hasta llegar a 100 (sabemos que 1€ tiene 100 céntimos). Y mientras íbamos contando, sacábamos las monedas. Finalmente, teníamos el cambio sobre la mesa: 63 céntimos.

¿Qué os ha parecido nuestra sesión introductoria al euro? Completita, ¿verdad? Ahora estamos trabajando el tema con el libro de texto, pero los niños ya van con mucho aprendido. Además, cuando acaban sus tareas, me piden el juego y practican. ¡Hasta montan tiendas entre ellos! Se venden sus bolis, lápices, gomas, estuches... ¡Todo lo que pillan!

Ahora, además, tengo que llevar el iPad a clase para que jueguen con una aplicación que tengo, "Monedas en la selva". Otra manera amena de aprender. Aquí tenéis unas capturas de pantalla.







¡Espero que les guste!

3 comentarios:

  1. Me encanta las persinas como tu que tiene n vicacion creatividad dedicacion esfuerzo y generosidad para xompaetir sus buenos resultados y haya un beneficio para otros niños porque apuesta en nuestra evolucion y en su potencial
    gracias
    Si te inreresa mira mi pagina en facebook conmigoconthais, por si quieres mas ideas o acrividades

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras, Thais. Echaré un vistazo a tu página.
      Un abrazo.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...