Botones

Cuentos para educar niños felices

21 de abril de 2015

Hace tiempo que tengo ganas de hablaros de un libro que me cautivó por sus excelentes consejos para la educación de los niños: Cuentos para educar niños felices.



"La felicidad es un estado de armonía y plenitud interior, una actitud personal ante la vida, una forma de vivir y de sentir que abarca toda nuestra existencia. A lo largo de los años van surgiendo personas, situaciones, lugares y cosas que nos ayudan o dificultan el llegar a ella, pero nadie nos la puede regalar ni nadie nos la puede quitar. Como padres y adultos, tenéis en vuestras manos el adoptar una forma diferente de educar, que promueva un crecimiento sano, feliz y equilibrado. Niños felices, contentos, con un buen desarrollo de su capacidad intelectual, y emocionalmente inteligentes, abiertos e integrados en la sociedad. Si queréis ayudar a vuestros hijos a realizar este importante aprendizaje, en este libro de cuentos vais a encontrar muchas pistas para llevar a cabo esta tarea gratificante para ambas partes".

El libro se basa en un decálogo para educar niños felices, una joya desde mi punto de vista. Estos 10 consejos, estos 10 principios, me parecen fundamentales en la tarea de educar, principalmente de los padres, pero también de todos aquellos que colaboramos en la educación de los niños. La mayoría de consejos los conocemos bien, ¿pero realmente los tenemos siempre presentes y los aplicamos? Todos sabemos que el día a día no siempre es fácil, y todos lo hacemos lo mejor que podemos, con muchos aciertos y algunos errores, por eso pienso que nunca está de más leer y empaparse de tan sabios consejos. Algunos dicen que los niños deberían venir con un manual de instrucciones debajo del brazo, ¡yo digo que este libro es una buena forma de empezar!

El libro está estructurado de la siguiente manera: en primer lugar, encontramos el decálogo completo, con algunas ideas de cada consejo. A continuación, va desarrollando uno a uno todos los puntos, argumentando cada uno de estos consejos y principios. Para mí, esta es la parte fundamental del libro. Sabias palabras que convencen línea a línea y que nos dan valiosas pautas a tener en cuenta en la educación de los niños. Después de cada punto desarrollado, encontramos dos cuentos que tratan y ejemplifican lo explicado. Y para finalizar cada uno de los puntos, hay una ficha para padres, con una lista de consejos para poder aplicar cada principio y una serie de actividades que se pueden realizar después de la lectura de los dos cuentos. Por lo tanto, tendríamos: principio-dos cuentos-ficha para padres. Y esa pauta se repite con cada uno de los 10 puntos del decálogo.

Aquí tenéis el valioso decálogo:



1. Amor incondicional. Todo niño debe sentirse querido para crecer de forma sana, pues el amor es la emoción fundamental de la que todos nos nutrimos. Como padres, todos queremos a nuestros hijos, ¿pero sabemos demostrarlo de diferentes formas? Y si ahondamos un poco más, ¿la manera en que expresamos nuestro amor hacia nuestros hijos es siempre la adecuada? Darles todo lo que desean o sobreprotegerles no es amarles adecuadamente...

2. Desarrollar su autoestima. Un niño que no se quiere a sí mismo, que se ve como alguien que no merece el afecto de los demás, que se compara con otros o se siente inútil, difícilmente podrá lograr un nivel de desarrollo adecuado ni podrá sentirse feliz. ¿Cómo debemos comportarnos para desarrollar su autoestima?

3. Impulsar su autonomía. ¿Sabemos dotar a nuestros niños de autonomía de manera progresiva? Si no les ayudamos en nada, fracasarán constantemente y perderán la confianza en sí mismos, pero si se lo hacemos todo, se estancarán, tendrán siempre dudas y serán personas dependientes.

4. Desarrollar la confianza en sí mismo. Dependiendo de cómo respondamos los adultos a los logros de los niños, estos crecerán con confianza en sus capacidades o, por el contrario, con una sensación de impotencia, necesitando que los adultos se lo hagan todo o estén a su lado constantemente.

5. Valorar el esfuerzo y la constancia. Es importante enseñar a nuestros niños el valor del esfuerzo, poniendo énfasis en la satisfacción personal por encima del resultado o la meta conseguida, porque si no, podemos conseguir que haga trampas o que mienta. Además, puede sentirse mal si no lo logra, y  esto puede provocar que no sepa manejar los errores o el perder.

6. Educar con honestidad y sinceridad. La honestidad constituye uno de los valores más importantes en la formación de la personalidad de los niños, y educarles en estos valores les ayudará a sentirse personas íntegras, a consolidar sus relaciones interpersonales y a ser responsables en sus decisiones a lo largo de su vida.

7. Respetar su individualidad. Cada niño debe ser tratado y educado según sus propias necesidades. Educar a todos igual es un concepto equivocado.

8. Saber poner límites y normas. Está demostrado que los niños que siguen unas normas y tienen claros los límites crecen más seguros y felices que los que carecen de ellos. ¿Pero lo hacemos adecuadamente? ¿Limitamos su comportamiento o la expresión de sus sentimientos? Podemos exigir a un niño que no haga algo, pero no se le puede pedir, por ejemplo, que no sienta rabia o no llore.

9. Aportarle seguridad. Para que un niño se sienta feliz, es fundamental que se sienta protegido, lo que no significa que debamos protegerlo de todo problema ni evitar que asuma responsabilidades adecuadas a su edad.

10. Educar en paz y tranquilidad. Enseñar a los niños el camino de la felicidad exige también de nosotros una enorme capacidad de autocontrol para demostrarles que las situaciones cotidianas, que a veces nos desbordan, pueden ser reguladas y reconducidas por la inteligencia del amor y la calma. ¿No metemos todos a veces la pata decidiendo de forma inadecuada o hablando de forma poco correcta por la impulsividad propia del estado de tensión? Uommmmm....

¿Qué? ¿Os parecen principios suficientemente atractivos como para profundizar un poco en ellos? Yo sólo los he nombrado y dado una pequeña pincelada, pero creo que vale la pena leer todos los consejos detenidamente y reflexionando sobre nuestras propias actuaciones. Además, las pautas que propone el libro pueden ser de gran ayuda para conseguir nuestro objetivo: ¡cumplir el decálogo!

En cuanto a los cuentos, mi opinión es que son más adecuados para leérselos nosotros que para que lo hagan ellos solos. Es decir, para mí este libro es un libro para padres (maestros o cualquier persona involucrada en el proceso educativo de los niños) y los cuentos son una herramienta para ejemplificar cada uno de los principios. Los padres encontrarán ideas y pautas de actuación, y los niños podrán sentirse identificados en diferentes situaciones. Creo que es un libro ideal para leer en familia, pausadamente, a la vez que se reflexiona sobre los principios que transmite y se crea un espacio de diálogo muy valioso. ¿Hablamos con nuestros hijos de cómo se sienten? Seguro que descubrimos muchísimas cosas que nos habían pasado por alto, de nuestro trato con ellos, de nuestro clima en casa, de sus sentimientos y formas de actuar en diferentes ámbitos.

Yo los iré leyendo en clase. Aunque son 20 cuentos, son cortitos y de fácil lectura. Creo que son muy fáciles de entender y que podrán enriquecernos a todos: a los niños y a mí.


8 comentarios:

  1. Hola. tomo nota de este libro para 'padres' y cómo educar a niños felices en 10 puntos... no lo conocía. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marta. Me alegra que anotes un nuevo recurso. ¡Un saludo!

      Eliminar
  2. Un cuento es a veces lo mejor que puede haber para ambientar al niño en esa ambiente de calma y mundo imaginario para que pueda disfrutar de lo lindo y así que la imaginación vaya en aumento, estupendo post

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Bárbara. Los cuentos tienen un poder incalculable.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Cuando un niño escucha un cuento que le permita conectar con su propia realidad, con su preocupación, con su dolor, con su emoción, puede construir una realidad coherente y aceptable sobre sí mismo. Sin lugar a dudas, estos cuentos serán una fuente de inspiración que permitirá conversar sobre dificultades y sufrimientos, descubriendo posibilidades....
    Graciassss por tu labor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, alquimia familiar. No podrías haberlo explicado mejor.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Porfavor me podrían decir donde lo consigo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cinthia. Desconozco desde qué país me escribes. Yo te recomiendo adquirirlo en Amazon si no lo encuentras en ninguna librería de tu zona.

      Un saludo.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...