Botones

Cuéntame un cuento: La cebra Camila

16 de noviembre de 2014

Esta semana, en nuestro Proyecto Cuéntame un cuento, vamos a trabajar la historia "La cebra Camila". No me olvido que todavía no he publicado nuestra experiencia con El pez Arcoiris, pero es que resulta que he tenido un pequeño problemita técnico y me falta un trozo de una frase que narraba un alumno. Por algún motivo no se grabó. Pero no os preocupéis, que mañana lunes grabo lo que falta y me pongo de lleno a editar nuestro vídeo :-)



"Allá donde se acaba el mundo, en el país donde da la vuelta el viento, vivía una pequeña cebra llamada Camila. Como en aquel lugar el viento era tan travieso, Camila tenía que andar con mucho cuidado para no perder su vestimenta..."

Así empieza este precioso cuento que cautivará a pequeños y no tan pequeños. Pero, un día, al salir de casa, el viento bandido se llevará siete rayas del vestido de Camila. Y ella llorará siete lágrimas de pena, una por cada raya perdida. En esta historia acumulativa, Camila va recuperando sus rayas a medida que va encontrando personajes por el camino (una araña, una serpiente, un arcoiris, una cigarra...) que le ayudan con lo que pueden y tienen, sin esperar nada a cambio, logrando, con cada regalo, que Camila llore una lágrima menos, y ayudándola, por tanto, a olvidar su pena.


La Cebra Camila nos ofrece una particular visión del paso de la infancia a una cierta conciencia del tiempo, al descubrimiento del mundo y los problemas que conlleva. El texto, de estructura encadenada (que favorece la narración y la implicación de los niños, que van aprendiendo el texto) utiliza los recursos propios de los cuentos tradicionales, que le otorgan un gran sentido estético: juegos de preguntas y respuestas, rimas, reiteraciones, apoyándose en un tono sugerente y poético. Las ilustraciones son sencillas y expresivas, adornadas de guiños dispuestos para que los pequeños lectores busquen más allá de la aparente simplicidad. 

Este cuento es muy adecuado para trabajar las emociones, la solidaridad y la amistad. Además, con los más pequeños se pueden trabajar los números, los colores y hasta las primeras sumas y restas.  También nos enseña que hay que hacer caso a nuestros padres y que ellos siempre nos recibirán con los brazos abiertos para hacernos sentir mejor.

No quiero desvelar más porque terminaré contando el cuento entero. Y eso, como ya sabéis, lo haré la semana que viene ¡cuando os cuente nuestra experiencia con el cuento! Eso sí, os dejo una ficha que he encontrado en el blog El rincón de la maestra, por si queréis descargarla (como siempre, sólo tenéis que hacer click en la imagen).

2 comentarios:

  1. Felicitaciones por este cuento tan bonito y significativo para los niños del primer grado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias. ¡La verdad es que les encanta!
      Un saludo.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...